Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Lunes, 10 de Septiembre 2012


El cuidado del corazón, comienza en la mesa


Las enfermedades cardiovasculares suponen uno de los principales problemas a los que ha de hacer frente la sanidad. Y todos los expertos coinciden en señalar que con una alimentación y unos hábitos de vida saludables, se prevendría la aparición de estas patologías en muchos casos. Es por eso que poniendo sobre la mesa los alimentos adecuados, cuidamos el corazón y ganamos en calidad de vida.


El cuidado del corazón, comienza en la mesa
La Sociedad Española de Cardiología (SEC) reconoce que más del 50% de las mujeres mayores de 50 años padece hipertensión y una de cada tres sufre diabetes. El Instituto Nacional de Estadística asegura que más de tres de cada diez fallecimientos en España se deben a una enfermedad cardiovascular. Por su parte, la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) cifra en el 10% la población mayor de 70 años que padece insuficiencia cardiaca.

Entre los factores de riesgo más importantes a la hora de hablar de enfermedades cardiovasculares, está la edad (superar los 45 años en el hombre y los 55 años en la mujer), la historia familiar, el tabaquismo, la hipertensión no controlada, la diabetes, el colesterol LDL, la obesidad y el sedentarismo. Pero, al margen de estos factores, todos los expertos coinciden en la importancia de seguir una dieta y unos hábitos saludables para prevenir y hacer frente a estas patologías.

La clave está en la mesa
La alimentación es esencial para evitar y controlar los problemas cardiovasculares, sobre todo en las personas mayores, ya que estas patologías tienen una mayor incidencia en este grupo de población.
La doctora Petra Sanz, miembro de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y jefe de sección del Servicio de Cardiología del Hospital Rey Juan Carlos de Móstoles (Madrid), reconoce que la alimentación es clave para evitar la aparición y el desarrollo de las enfermedades cardiovasculares. “Una mala alimentación puede favorecer la aparición y el mal control de los factores de riesgo cardiovascular, es decir, puede subir el colesterol, la tensión arterial y la glucosa. Si a esto le añadimos una vida sedentaria y el tabaquismo las arterias sufrirán notablemente”, asegura.

La doctora aclara que hablamos de un alimento cardiosaludable cuando “su consumo previene la aparición de los factores de riesgo cardiovascular (o permite “mantenerlos a raya”). Es decir, son alimentos que no suben el colesterol (o incluso lo bajan) y que previenen la hipertensión arterial y la diabetes”. Por tanto, según la experta, los alimentos que no deben faltar en nuestra dieta son las verduras y las frutas, el pescado, la carne de ave y los frutos secos. Además, Sanz recomienda añadir poca sal a las comidas, o prescindir de ella en el caso de las personas que sufran hipertensión arterial, y reducir los azúcares, sobre todo los diabéticos. Por otro lado, también aconseja que los lácteos que se consuman sean siempre desnatados.

Errores a evitar
La sociedad y el ritmo de vida actual nos hacen caer en algunos errores que, según Sanz, nos alejan de la dieta mediterránea, paradigma de alimentación cardiosaludable. En su lugar, “cada vez recurrimos más a la comida rápida que posee un alto contenido en grasas saturadas, en sal y en azúcares, y que por tanto aumenta el riesgo cardiovascular”.

También es un error eliminar alimentos de la dieta puesto que “no hay ninguno que esté totalmente prohibido. De forma excepcional sí se puede consumir cualquier alimento. Por ejemplo, no está prohibido comer una hamburguesa de forma ocasional; lo que no se debe hacer es comer hamburguesas todos los días”, explica la doctora.

Además de la alimentación, es importantísimo incorporar a la rutina diaria un poco de ejercicio físico de forma moderada. Sanz explica que “el ejercicio recomendado para las personas que habitualmente no lo hacen es caminar todos los días, aproximadamente de 45 a 60 minutos diarios”.

El cuidado del corazón, comienza en la mesa
  JAMÓN IBÉRICO  
A pesar de que algunos expertos limitan el consumo del jamón al considerarlo un embutido, el jamón ibérico supera esas limitaciones debido a sus propiedades nutricionales: posee proteínas de alto valor biológico, minerales esenciales como hierro, zinc, calcio, fósforo y magnesio, y vitaminas B1, B2, B3, B6 y D. www.iberico.com

El cuidado del corazón, comienza en la mesa
  FRUTOS SECOS  
Los frutos secos conforman otro de los grupos de alimentos considerados cardiosaludables. Los últimos estudios realizados confirman que se trata de productos con un alto contenido en grasas que reducen el nivel del “colesterol malo” o LDL. Además, poseen mucha fibra y proteínas, y aportan vitaminas, como la vitamina E que tiene un elevado poder antioxidante.

El cuidado del corazón, comienza en la mesa
  SALMÓN  
El salmón es uno de los pescados azules que los expertos recomiendan incluir en la dieta. El salmón noruego, uno de los de mayor calidad del mercado, cuenta con una cantidad importante de ácidos grasos Omega 3, protectores del sistema cardiovascular. Además, es una fuente rica de minerales de fácil absorción, de fósforo, de proteínas y de vitaminas A, D y B12. www.mardenoruega.com

El cuidado del corazón, comienza en la mesa
 ACEITE DE OLIVA 
Es uno de los productos estrella de la Dieta Mediterránea al ser un alimento funcional, saludable 100%. Además, en el mercado encontramos aceites de gran calidad enriquecidos con nutrientes que neutralizan los radicales libres. Es el caso de Secret to live, un preparado de aceite de oliva virgen extra enriquecido con hidroxitirosol que refuerza el sistema de protección de las células. Su alto contenido en polifenoles ayuda en el control del colesterol. www.probeltebiotecnologia.es

El cuidado del corazón, comienza en la mesa
  ACEITUNAS  
Las aceitunas de mesa poseen hasta el 77% de grasa monoinsaturada, un porcentaje elevado de vitamina E (las aceitunas verdes poseen 3,17 miligramos por 100 gramos de pulpa). Además, protegen las células ante elementos tóxicos, refuerzan el sistema inmunológico, facilitan la circulación y favorecen la formación de fibras elásticas y colágenas del tejido conjuntivo. www.interaceituna.com

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

Artículos relacionados

Comer sano en verano - 15/06/2018

Navidad en tu mesa - 04/12/2017

1 2 3 4 5 » ... 13





rollover css e imágenes

Escuchar último programa