Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Domingo, 10 de Abril 2011


Y con la primavera...fresas


Estos frutos rojos de olor inconfundible evocan inevitablemente sabor a primavera. Desde hace ya algunas semanas, podemos encontrarlos en todas las fruterías, y son muy pocos los que se resisten a tomarlos ya que resultan un alimento sabroso, que puede apetecer a cualquier hora del día y que aporta nutrientes muy beneficiosos para la salud.


Y con la primavera...fresas
Es temporada de fresas y fresones, por tanto, durante unos meses, esta fruta se va a convertir en la estrella de la dieta, especialmente de los postres. El color rojo intenso no es lo único que las hace atractivas, su penetrante aroma y un sabor exquisito, entre dulce y ácido, hacen las delicias de paladares de todo tipo. Además, se trata de un alimento nutricionalmente muy interesante, ¿qué más se le puede pedir?

Propiedades nutricionales
Esta fruta, que tiene un tamaño de unos 20 centímetros, apenas aporta calorías (30 kilocalorías por 100 gramos), por lo que es muy recomendable para aquellas personas que están haciendo algún régimen alimenticio. Además, es fuente importante de vitaminas y minerales, contiene antioxidantes y contribuye a aumentar la cantidad diaria de fibra en la dieta. Todos estos nutrientes influyen positivamente en el funcionamiento del organismo.

La vitamina C y E son las más abundantes en las fresas. Ambas están presentes en las verduras, pero sobre todo en las frutas, y contienen gran cantidad de antioxidantes, que son sustancias propias de los alimentos que protegen el organismo de los radicales libres, causantes del envejecimiento de las células y de muchas enfermedades. En cuanto a los minerales, los más destacados son el calcio, el hierro y el potasio. El calcio es esencial para las personas mayores de 50 años, ya que a partir de esa edad desciende vertiginosamente la densidad ósea y necesitan ingerir mayor cantidad de este mineral. Pero también el hierro y el potasio son fundamentales para mantener una buena salud.

Otro beneficio de esta fruta es que aporta una cantidad considerable de fibra, lo que resulta muy significativo para los mayores, ya que a partir de cierta edad suelen padecer estreñimiento con mayor frecuencia, debido a la progresiva pérdida de motilidad intestinal, y la fibra ayuda a contrarrestar este problema. 

Frutas de temporada: mejor calidad y precio 
Aunque hoy día, gracias a las técnicas de conservación, se pueden comprar alimentos de todo tipo en cualquier época del año, siempre es mejor escoger los de temporada. Los expertos explican que, en las frutas y verduras, es evidente la diferencia tanto en el sabor como en el olor, incluso en el aspecto.

Además de la calidad, los productos de temporada gozan de los nutrientes característicos de cada alimento porque son recolectados en el momento óptimo de maduración. También destaca su precio, porque al haber más cantidad en el mercado, y por tanto más oferta, se reduce el coste.

Cómo elegirlas y conservarlas
Esta fruta es un muy delicada y perecedera por lo que es importante que se tengan en cuenta algunos criterios para elegir las mejores piezas y para conservarlas adecuadamente cuando llegamos a casa.

Según los especialistas, debemos asegurarnos de que sean gruesas, brillantes y de apariencia fresca. No hay que dejarse influir por el hecho de que pesen poco. Deben comprarse con el tallo intacto y no se han de retirar del mismo hasta que se vayan a tomar. Para mejorar su conservación es mejor que no se laven hasta el último momento, porque el agua puede favorecer que se estropeen.
Se conservan mejor si se guardan en el frigorífico o en un lugar fresco, oscuro y ventilado, y al ser posible en una fuente o plato llano sin amontonarlas. En estas condiciones se pueden conservar hasta cuatro o cinco días, si no están muy maduras.

Y con la primavera...fresas
Variedad culinaria
Aunque la mejor opción es comerla fresca y sin ningún añadido para aprovechar al máximo sus vitaminas y minerales, así como su cualidad de alimento bajo en calorías, las fresas constituye un ingrediente muy versátil en la cocina, especialmente en la preparación de postres, y pueden añadirse a gran variedad de platos frescos, como las ensaladas.

La receta tradicional es fresas con nata, pero también se suelen tomar con un poco de azúcar, con zumo de naranja o en macedonia, acompañadas de otras frutas como el plátano. Por su intenso sabor resulta muy apetecible con batidos y zumos y es un ingrediente muy socorrido en repostería, ya que marida a la perfección con el chocolate, la nata o la vainilla.

Y con la primavera...fresas
En tren a por las fresas de Aranjuez

Las fresas son una de las delicias de esta localidad madrileña, por tanto, cuando llega la temporada, los amantes de esta fruta tienen una cita ineludible en tierras ribereñas. Para disfrutar de un día de ocio, cultura y degustación gastronómica, el Museo del Ferrocarril, RENFE y distintos organismos oficiales ponen a nuestro alcance el llamado Tren de la Fresa. Su propuesta es bastante tentadora: viaje de Madrid a Aranjuez en un precioso tren rescatado de mediados del siglo XX, en el que los pasajeros podrán degustar las fresas foráneas que le servirán unas azafatas vestidas de época, mientras disfrutan del paisaje. Como no podía ser de otro modo, una vez en el destino, los visitantes podrán descubrir los encantos del Palacio Real y el Museo de las Falúas de mano de sus guías profesionales.

PUDIN DE FRESAS

Ingredientes

- 1/2 kilogramo de fresas
- 3 cucharadas de azúcar
- 150 gramos de nata líquida
- 2 huevos y 1 yema
- 3 hojas o 5 gramos de gelatina
- Agua
- Mermelada de fresa
- Hojas de menta
elaboración
- Limpiar las fresas, trocearlas y colócalas en una jarra.
- Triturarlas con una batidora eléctrica hasta conseguir un puré homogéneo.
- Colocar en un bol los huevos enteros, la yema y las tres cucharadas de azúcar. Poner el recipiente al baño María y batirlos hasta que la mezcla quede esponjosa.
- A continuación, añadir el puré de fresas y la gelatina (previamente remojada en agua) y mezclar todo bien hasta que la gelatina se diluya.
- Montar la nata e incorporarla al bol, mezclando con una varilla. Verter la masa en un molde, e introducir en el frigorífico durante seis horas aproximadamente.
- Desmolda y decora el pudin con unas hojas de menta, mermelada y unas fresas partidas en cuartos.

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

Artículos relacionados

Navidad en tu mesa - 04/12/2017

1 2 3 4 5 » ... 12






rollover css e imágenes

Escuchar último programa