Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Viernes, 4 de Mayo 2018


Ventajas de las soluciones nutricionales



Con los años el metabolismo de las personas cambia progresivamente provocando un continuo aumento de peso y un cambio en la forma corporal. Esto quiere decir que no es lo mismo tener 20 años que 50 o 60, pues siendo tan joven es muy fácil comer todo tipo de alimentos, incluso compuestos de grasas saturadas, no llegando a engordar ni un gramo. Sin embargo, con ciertas edades el consumo de estos alimentos, por muy poco que sea, pueden llegar a hacer ganar a la persona unos cuantos kilos de más.

Así pues, a medida que nos hacemos mayores y, por tanto, nuestro metabolismo cambia tornándose más lento a la hora de quemar todo aquello que ingiramos, será necesario empezar a realizar dietas mediterráneas. Éstas, sin llegar a ser estrictas, nos ayudan a comer muy sano, saciarnos y, quizá no adelgazar, pero sí no perder ese tipo con el que contábamos desde muy jóvenes. Además, combinar esta dieta con soluciones nutricionales, como los productos Meritene, ayudarán aún más a mantener la línea, e incluso adelgazar.

¿Qué es una dieta mediterránea?
Las dietas mediterráneas se componen a base de muchas frutas y verduras, legumbres, frutos secos, cereales y todo tipo de pescado y carne a la plancha, dejando de lado las patatas fritas, los rebozados, comida basura y bollería industrial, entre otros, todo ello acompañado de abundante agua y otros líquidos que nos hagan eliminar sustancias. Es importante decir que comer diariamente este tipo de alimentos tan saludables no significa olvidar darnos un capricho de vez en cuando.

Por ejemplo, todos sabemos que los viajes a la playa u otros destinos nos pierden en cuanto a comida se trata. No debemos dejarnos llevar por las tentaciones pero, ya que estamos de vacaciones, si seguimos una continua dieta mediterránea podremos permitirnos el lujo de excedernos y disfrutar, al menos, un día.

Soluciones nutricionales que acompañan esta dieta
La dieta mediterránea puede ser perfectamente acompañada de otros hábitos muy saludables que pueden ayudarnos a perder aquellos kilos de más. Por ejemplo, en los últimos años los grandes supermercados, parafarmacias y herbolarios ofertan al cliente un sinfín de packs y cajas compuestas por batidos, natillas, galletas y otros, de diferentes sabores, muy saciables. Se trata de soluciones nutricionales que tan sólo deben ser consumidas cuando el médico nos recomienda realizar una dieta con ciertas edades.

Como ya hemos mencionado anteriormente, a partir de la tercera edad, el metabolismo avanza muy lento y se hace muy probable el aumento de peso, ya sea por retención de líquidos o porque cualquier alimento cargado de grasas nos ayuda a engordar demasiado, como si la ingesta de este tipo de sustancias se hiciera casi a diario. Ante esto, las soluciones nutricionales, combinadas con dietas mediterráneas, son la mejor opción.

Es decir, día a día se puede llevar a cabo una alimentación basada en productos totalmente saludables y ausentes de grasas y aceites pero, de vez en cuando, se puede sustituir esta dieta por un batido de vainilla, chocolate o fresa de estas soluciones dietéticas. Estos batidos ayudan a saciar el hambre de una cena o un almuerzo, proporcionando las vitaminas y proteínas que necesita nuestro cuerpo en un solo vaso.

Las soluciones nutricionales no son muy recomendadas para personas jóvenes que cuentan con un metabolismo aún en plena actividad. Si en la juventud se encuentran kilos de más, la culpa no es del metabolismo, sino de la dieta que la persona está llevando a cabo desde hace tiempo. En estas situaciones, la solución no está en estos batidos dietéticos, sino en llevar a cabo una dieta mediterránea acompañada de mucho ejercicio.

Deporte recomendado a cualquier edad
Es importante decir que el deporte no sólo es cuestión de los más jóvenes, pues se trata de algo muy necesario en cualquier edad. Lo único destacable es que la actividad física en edades avanzadas sólo es un complemento a otras soluciones dietéticas, mientras que en gente joven puede ser algo muy primordial para mantenerse en forma o adelgazar, sin necesidad de combinar con dietas estrictas.

Conclusión
Como resumen a todo, se recalca que aquellas personas mayores que vean un cambio en su metabolismo y, por tanto, un aumento considerable de peso, deben sumergirse en las dietas mediterráneas, combinadas con la ingesta de abundante agua y con soluciones nutricionales que sustituyan algún menú de la semana. Todo ello, acompañado de la práctica de alguna actividad deportiva, como aeróbic, zumba u otros del mismo estilo, por ser deportes muy divertidos a la vez que intensos, pero que no llegan a hacer ningún tipo de daño o provocar riesgos en ciertas edades.

Si deseas conseguir descuentos en soluciones nutricionales, ya que éstas suelen gozar de precios un tanto elevados, siempre puedes entrar en la tienda online de Dosfarma. Aquí se pueden encontrar un sinfín de productos pensados para la salud y bienestar de las personas.

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.





Lo más visto

rollover css e imágenes

Escuchar último programa