Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Jueves, 2 de Septiembre 2010


Vacaciones en el mar


En las últimas décadas, los viajes en crucero están adquiriendo un gran protagonismo en los escaparates de las agencias y en Internet. Una de las razones de este auge es que lo que hasta hace unos años era un producto turístico elitista sólo para el disfrute de unos pocos, se ha convertido actualmente en una fórmula de vacaciones que se adapta a todos los bolsillos, gustos y segmentos de población. De esta forma, pasar unos días en un crucero es un viaje atractivo para casi todo el mundo. Entre sus ventajas, el no tener que estar haciendo y deshaciendo la maleta cada vez que cambiamos de destino.


Vacaciones en el mar
La contención de los precios en la comercialización de los cruceros y las muchas posibilidades que existen en el mercado para elegir el crucero adecuado han provocado que este sector comience a popularizarse entre todos los colectivos de población. No importa el plan en el que viajes ni la edad del pasajero, el estilo de vida o la capacidad económica y cultural. Familias, solteros, grupos de amigos, jóvenes, personas mayores, amantes de los deportes o con intereses especiales, como la música, el baile, la gastronomía o la enología; todos pueden encontrar un crucero que cumpla con sus expectativas: más o menos días, con estancia en tierra, temáticos, de salud, exclusivos...

Las razones para viajar en crucero son infinitas. Por ejemplo, a bordo de un barco únicamente harás y desharás el equipaje una vez ¡sin límite de peso!. Tampoco tendrás que preocuparte de buscar hoteles o restaurantes para comer y/o cenar, podrás seguir practicando ejercicio en el gimnasio del buque y visitar muchos lugares en diferentes países del mundo sin pasar por los fastidiosos controles de seguridad, bien en excursiones organizadas o a nuestro aire... Y todo esto, además, por el mismo precio, porque en él normalmente están incluidos el camarote, las comidas y las bebidas no alcohólicas, el entretenimiento a bordo y algunas visitas. Para los que viajan con niños, la mayoría de los cruceros ofrecen también servicio de guardería.

Por otra parte, entre las numerosas actividades que podrá realizar sin bajar del barco están pasear por la cubierta, relajarse en el spa, disfrutar de un hermoso atardecer, bailar hasta altas horas de la madrugada o asistir a un divertido espectáculo de magia o improvisación. Además, la mayoría de los buques disponen de oficina de información permanente, y de excursiones, cambio de moneda, boutiques y tiendas libres de impuestos, salón de belleza y peluquería, lavandería, piscina, casino, sala de fiestas, bares, biblioteca, capilla, etc. Y es que viajar en crucero es viajar sin molestias y sin estrés, lo que significa aprovechar al máximo todos los días de nuestras vacaciones.

                                                                                                                                                                                           


¿Qué indumentaria llevar?

En la mayoría de los cruceros, lo normal es vestir ropa informal y deportiva, si bien en algunos casos existen unos códigos de indumentaria para las cenas de gala y las fiestas, que exigen llevar ropa elegante y arreglada, por ejemplo, un traje oscuro y corbata en el caso de los señores y un vestido de cóctel en el caso de las señoras. También es importante meter en la maleta alguna chaqueta o jersey de manga larga por las diferencias de temperatura que pudiera haber entre las salas climatizadas y el exterior.


 

                                                                                                                                             


Encontrar el crucero adecuado

  • 1º El destino
La elección del itinerario es la primera cuestión a tener en cuenta a la hora de encontrar el crucero adecuado. Por tanto, debemos conocer de antemano si la fecha en la que queremos partir es propicia para el destino que queremos visitar.

- Mediterráneo: los meses más recomendables son de marzo a octubre, aunque se puede ampliar hasta meses de invierno si el crucero es por el Mediterráneo sur. Generalmente, se diferencian dos zonas: Mediterráneo Occidental con visitas a la Costa Azul, Riviera italiana, Túnez, Malta, Córcega, Cerdeña o Baleares; y Mediterráneo Oriental, principalmente centrada en las islas griegas con una posible parada en Estambul.

- Atlántico: los cruceros que combinan el Atlántico (Marruecos-Canarias-Madeira) con el Mediterráneo pueden realizarse en cualquier fecha, ya que por estas latitudes la climatología es más suave.

- Norte de Europa: permite al viajero alejarse de las elevadas temperaturas estivales. La temporada más adecuada es de junio a septiembre. Son muy comunes los cruceros por los fiordos.

- Caribe: la ventaja es que goza de sol casi los 365 días del año.

- Sudamérica: Brasil, Argentina, Uruguay, Chile, Ecuador, Panamá.

- Pacífico: Islas Galápagos.

- Travesías fluviales. Las áreas geográficas y los ríos principales por donde discurren estos cruceros son los siguientes: Nilo (Egipto), Rhin y sus afluentes (Alemania), Danubio (Austria), Volga (Rusia), Sena (Francia), Ródano (Suiza), Po (Italia), Amazonas (Brasil), Mississippi (Estados Unidos) y Yangtze (China).

  • 2º El barco
El barco que escojamos será de vital importancia para un buen desarrollo del viaje, ya que los estándares de calidad pueden variar notablemente entre unas compañías y otras. De ahí, las diferencias de precios entre los distintos barcos, aún realizando singladuras iguales o similares.

Buques de pasaje de alta velocidad 

- Hovercraft: embarcación que no entra en contacto con el agua, sino que se apoya en un colchón de aire. Se impulsa con hélices. Puede transportar vehículos. Velocidad: 50 nudos. Pasajeros: 400.

- Jet-foil: su sistema de propulsión es similar al de los aviones jets. Posee unos soportes dirigidos con alas y alerones controlados automáticamente que, en funcionamiento, emergen fuera del agua. Velocidad: 43 nudos. Pasajeros: 250.

- Hidrofoil: parecido al jet-foil, con la diferencia de que su sistema de propulsión es hidráulico. Velocidad: 37 nudos. Pasajeros: 200.

- Fast Ferry: embarcaciones rápidas de pasajeros que también pueden transportar vehículos. Velocidad: 37 nudos. Pasajeros: 500-600.


Buques de pasaje de alta velocidad

Su importancia radica en las instalaciones, confort, servicios y prestaciones del barco, no en la velocidad. Las diferencias estarán determinadas por el año de construcción o última remodelación (los buques de última generación son los construidos en la década de los 90), y por el tamaño y tonelaje:

- Pequeños: hasta 15.000 TRB; menos de 500 pasajeros.
- Medianos: de 15.000 a 50.000 TRB; entre 500 y 1.000 pasajeros.
- Grandes: de 50.000 a 100.000 TRB; entre 1.000 y 2.500 pasajeros.
- Megabarcos: más de 100.000 TRB; más de 2.500 pasajeros.


  • 3º Otras cuestiones relevantes
- La situación de nuestro camarote dentro del barco (interior o exterior), espacio y equipamiento. Conviene elegir un camarote centrado y alejado de las zonas de ruidos (sala de máquinas, ascensores, discotecas).

- Saber el idioma en el que nos van a atender en el barco y en qué servicios.

- Conocer qué tipo de espectáculos se llevarán a cabo a bordo y cuándo.

- Servicio de comidas (desayuno en la habitación, buffet, menús especiales, horarios...).

- Si el precio incluye un seguro básico y los traslados a y desde el puerto.

- Conocer el radio de acción y la autonomía del buque.

Vacaciones en el mar


ALGUNOS TÉRMINOS NAÚTICOS

Alisios: vientos regulares.
Anemómetro: instrumento para medir la dirección, velocidad y fuerza del viento.
Atracar: amarrar un buque a un muelle o espigón.
Atrio: espacio multifuncional en los nuevos barcos.
Autonomía: capacidad para permanecer en el mar y cubrir grandes distancias sin reabastecerse de combustible o tomar provisiones a una velocidad determinada.
Corredera: aparato destinado a medir la velocidad que lleva el buque. Se expresa en nudos (1 nudo = 1 milla náutica por hora = 0,5144 metros por segundo).
Cubierta: cada uno de los pisos que unen los costados del buque. Se le llama corrida cuando es una cubierta continua superior que va de banda a banda y de proa a popa.
Entrepuente: espacio entre dos cubiertas donde, generalmente, vive la tripulación.
Escalas: escaleras del buque.
Eslora: longitud de una nave entre la proa y la popa.
Fondeadero: paraje de profundidad suficiente.
Gambuza: lugar donde se guardan los alimentos.
Manga: anchura mayor de un buque.
Radio de acción: máxima distancia que puede recorrer un buque dependiendo de las distintas velocidades que desarrolle.
Singladura: el camino que un buque recorre en 24 horas.  

Nota



Artículos relacionados

Región de Murcia - 02/10/2017

República Checa - 06/06/2017

1 2 3 4 5 » ... 12






rollover css e imágenes

Escuchar último programa