Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Domingo, 12 de Diciembre 2010


Uvas, las protagonistas más saludables de la Navidad


Esta fresca y sabrosa fruta se considera un emblema de la época navideña. Tal es así, que pocos se resisten a tomar las “12 uvas de la suerte” a ritmo de las campanadas, una por cada segundo que resta hasta la media noche del último día del año. Según la tradición española, quien consiga tomarse todas las uvas, comenzará el año con buen pie. Y ya se sabe que lo que bien empieza, bien acaba. ¿Cuál es el secreto de estas perlas doradas?


Uvas, las protagonistas más saludables de la Navidad
Esta costumbre española es relativamente reciente, se remonta a comienzos del siglo XX. Las navidades de 1909, los agricultores alicantinos tuvieron una gran cosecha de uvas, y para dar salida al producto que sobraba se les ocurrió tomarlas el día de Nochevieja acompañando a las campanadas. La idea fue todo un éxito y decidieron repetir los años sucesivos, hasta llegar a convertirla en un momento estrella de estas fechas.

Desde luego, es una historia poco romántica porque los motivos originarios de esta tradición son meramente económicos. Aún así, está dejando un buen legado, pues tomar uvas como broche de oro de una comida o una cena, en estas fiestas en las que proliferan las comilonas, es muy saludable.
Cómo cuidan de tu salud

La uva es un alimento básico de la dieta mediterránea, junto con el trigo y el aceite de oliva. Y sus beneficios para la salud están sobradamente demostrados en numerosos trabajos científicos.

Al igual que ocurre con muchas otras frutas, su componente principal es el agua (83 por ciento de su peso), pero también aporta vitaminas y minerales, muy importantes para el buen funcionamiento del organismo y para contrarrestar algunos factores de riesgo en enfermedades relevantes, como las cardiovasculares. Por el contrario, su consumo debe ser controlado en el caso de que se padezca diabetes, por su alto contenido en azúcar.

Esta fruta fresca tiene un valor nutricional muy interesante, en el que destacan el ácido fólico y la vitamina B6. Según los expertos, tener unos niveles adecuados de estas dos sustancias protege frente al riesgo cardiovascular. En este mismo sentido, actúa el potasio presente en este alimento. Este mineral ayuda a bajar los niveles de sodio y, por tanto, la presión arterial, por lo que es recomendable para las personas con hipertensión. A este mismo objetivo contribuye por su efecto diurético, pues ayuda a la eliminación de sales.

Los especialistas en nutrición también la recomiendan cuando aparece estreñimiento ocasional, ya que su alto contenido en fibra favorece la motilidad intestinal y ayuda a regular su funcionamiento. Eso sí, es preferible que se coman sin pelar y con las pepitas, ya que es donde se encuentran las sustancias con efectos laxantes.

Uvas, las protagonistas más saludables de la Navidad
Antioxidante natural

Otra de las propiedades que se atribuyen a las uvas es su poder antioxidante. En este alimento, abundan las sustancias antioxidantes, como los antocianos, flavonoides y taninos, que son los responsables del color, aroma y textura; pero que, además, tienen la capacidad de proteger nuestro cuerpo de los llamados radicales libres, que degeneran las células y propician enfermedades.
Uno de los compuestos más conocidos es el resveratrol, que es un tipo de polifenol que se encuentra en la piel de las uvas granates o violetas. Este compuesto ha sido estudiado y ha demostrado una actividad protectora muy fuerte. En este sentido, la revista científica Journal of cardiovascular pharmacology publicó recientemente una revisión de varios estudios científicos en seres humanos, en los que se pone de manifiesto el papel del resveratrol en la protección de las arterias y de la salud cardiovascular.

Por todas estas razones, las uvas son consideradas una fruta sana que contribuye a la salud. Y debemos aprovechar esta época del año para tomarlas en plena madurez, que es realmente cuando aportan todos sus beneficios. Aún así, no está de más que tengamos en cuenta otros consejos si queremos gozar de todas sus propiedades organolépticas (sabor y olor):

- En el frigorífico se conservan en buenas condiciones hasta 15 días.
- También puedes guardarlas en una bolsa especial de papel sulfurizado o de celofán y colgarlas.
- Para que tengan todo su sabor y aroma, conviene sacarlas de la nevera una hora antes de consumirlas.
- Al comerla, corta ramas enteras, porque si picas granos sueltos provocarás que el racimo se seque antes.

Uvas, las protagonistas más saludables de la Navidad
Pasas, beneficios concentrados

Otra forma de aprovechar las propiedades alimenticias de las uvas es tomar pasas, pues, a pesar del proceso de desecado, mantienen todos los nutrientes (fibra, vitamina y mineral), incluso en cantidades mayores. No obstante, es importante tener en cuenta que se trata de un alimento muy energético y que su aporte calórico es superior al de la fruta fresca. Además, contiene mayor cantidad de azúcar, detalle que deben recordar aquellas personas que padecen diabetes.

Las más apreciadas se obtienen de las variedades sin semillas, de acidez baja y ricas en azúcares. Ejemplo de ello son las pasas de Corinto, que deben su nombre a la ciudad griega homónima donde se cultivan desde hace miles de años y que se identifican por su color oscuro, su pronunciado aroma y porque son mucho más pequeñas que el resto; o las pasas sultanas, que son uvas pasas de color claro y extraordinariamente dulces que suelen emplearse en repostería.

Brochetas de queso con uvas  

Ingredientes

- 100 gramos de queso curado.
- 1 rulo de queso de cabra.
- 10 uvas blancas.
- 10 uvas negras.
- 5 palos para las brochetas.
elaboración
- Lavar y secar bien las uvas.
- Cortar el queso curado en tacos y el queso de cabra en rodajas.
- Calentar un poco el queso de cabra en una sartén.
- Alternar el queso con las uvas en la brocheta.


Asado de cordero con pasas y piñones 

Ingredientes

- 1 pierna de cordero.
- 1 cebolla grande.
- 1 vaso de vino.
- Zumo de medio limón.
- 50 gramos de pasas.
- Granos de pimienta negra.
- 1 hoja de laurel.
- 2 dientes de ajo.
- Sal al gusto.
- 50 gramos de piñones.


Elaboración

Limpiar bien la pierna y poner en una fuente de cristal con el vino, el zumo de limón, la pimienta, el laurel y el ajo en trozos. Dejar macerar en la nevera durante toda la noche.
Meter el recipiente en el horno a 150oC durante tres horas y media. Antes se debe añadir la sal.
Transcurrida una hora, sacar la fuente y añadir la cebolla cortada en rodajas, los piñones y las pasas e introducir en el horno de nuevo.
Después de otra hora dar la vuelta a la pierna.
Uvas, las protagonistas más saludables de la Navidad

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

Artículos relacionados

Comer sano en verano - 15/06/2018

Navidad en tu mesa - 04/12/2017

1 2 3 4 5 » ... 13






rollover css e imágenes

Escuchar último programa