Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Viernes, 14 de Diciembre 2012


Un diagnóstico precoz del melanoma ofrece una tasa de supervivencia próxima al 100%


Con el objetivo de seguir innovando en la lucha contra una enfermedad que afecta cada año a más de 6.000 personas en España, la Clínica Ruber ha puesto en marcha una revolucionaria Unidad de Prevención y Diagnóstico Precoz de Melanoma, especializada en el seguimiento de pacientes con riesgo de padecer melanoma maligno. Además, ha fichado al doctor Ángel Pizarro, prestigioso dermatólogo y especialista en melanoma, como máximo responsable para esta nueva área.


Un diagnóstico precoz del melanoma ofrece una tasa de supervivencia próxima al 100%
Un diagnóstico precoz del melanoma ofrece una tasa de supervivencia próxima al 100%
El doctor Pizarro asegura que la filosofía de esta unidad va incluso más allá de lograr un diagnóstico precoz: “Este proyecto no se ha creado con el único objetivo de detectar melanomas de forma temprana, sino de lo que es más importante aún, evitar que aparezcan”. Para ello, la Unidad de Prevención y Diagnóstico Precoz de Melanoma cuenta con un sistema de dermatoscopia digital, una innovadora técnica que es capaz de seleccionar para su eliminación a las lesiones sospechosas antes de que se conviertan en melanoma.

“Buscamos lunares nuevos con atipia elevada, lunares inestables que ganen atipia y lunares con aspecto o evolución no convencional”, explica el doctor Pizarro. “Extirpando selectivamente estos, podemos prevenir el melanoma o detectarlo en una fase muy incipiente y fácilmente curable”, añade.

Entre las principales ventajas de la dermatoscopia digital destacan:
  • Un diagnóstico clínico con mayor precisión. La dermatoscopia consigue hacer transparente la capa más superficial de la piel, la córnea, y ver “el interior” del lunar.
  • Comparar lunares de una forma objetiva en visitas sucesivas y detectar cambios en el tamaño, pigmentación, forma y estructuras internas.
  • Detectar lunares nuevos.
  • Evitar cirugías y biopsias innecesarias. Hay lunares que clínicamente tienen mal aspecto pero a través de la dermatoscopia es posible comprobar si son benignos y, por lo tanto, evitar tener que extirparlos.
  • Distinguir tumores cutáneos de otras lesiones benignas como queratosis seborreicas o angiomas.

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.





rollover css e imágenes

Escuchar último programa




Subscripción al newsletter