Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Viernes, 1 de Febrero 2013


Un amigo me ha comentado que el tabaco y el alcohol provocan un aumento de los niveles de tensión arterial. Si es cierto, ¿a qué se debe?


Enrique Sánchez. Toledo


Efectivamente, tanto el tabaco como el exceso de alcohol son dos de los riesgos cardiovasculares. Sabemos que, inmediatamente después de fumar un cigarrillo, aumentan la presión cardiaca y los niveles de presión sanguínea. Además, la nicotina estimula la producción de diversos neurotransmisores como adrenalina, noradrenalina, dopamina, acetilcolina y vasopresina; lo que aumenta también los niveles de presión. De hecho, podemos afirmar que el tabaco aumenta la presión arterial, tanto en personas normo-tensas como hipertensas; por lo que una persona hipertensa no debe fumar bajo ningún concepto.

El consumo moderado o alto de alcohol puede también ocasionar un aumento de la presión arterial. Además, existe una relación expuesta entre alcohol e híper-extensión arterial, cuando la ingesta supera los 30 mililitros de etanol al día. De esta manera, podemos decir que la ingesta menor de 30 gramos al día no modifica e incluso beneficia la presión; mientras que un consumo mayor de 30 gramos es perjudicial, pudiendo aumentar incluso 5,10 mililitros de mercurio en la presión arterial. También se ha demostrado que personas con híper-extensión, cuando reducen el consumo de alcohol baja la presión.

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.





rollover css e imágenes

Escuchar último programa