Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Jueves, 28 de Junio 2018


Tomar probióticos puede proteger los huesos de las mujeres mayores



Por primera vez en el mundo, investigadores de la Universidad de Gotemburgo, en Suecia, han demostrado que los probióticos, los suplementos dietéticos con bacterias promotoras de la salud, se pueden utilizar para afectar el esqueleto humano. Entre las mujeres mayores que recibieron probióticos, la pérdida ósea se redujo a la mitad en comparación con las mujeres que recibieron sólo un placebo.

La investigación abre la puerta a una nueva forma de prevenir fracturas entre las personas mayores. La fragilidad de los huesos, u osteoporosis, se caracteriza por huesos porosos y débiles, que pueden hacer que se rompan incluso cuando se someten a cargas bajas, como una caída desde la altura. La proporción de la población con osteoporosis aumenta con la edad, y la mayoría de las mujeres mayores de 80 años tienen la enfermedad.

"Hoy en día se administran medicamentos efectivos para tratar la osteoporosis, pero debido a que la fragilidad ósea raramente se detecta antes de la primera fractura, existe una necesidad apremiante de tratamientos preventivos", explica Mattias Lorentzon, médico jefe y profesor de geriatría en la Academia Sahlgrenska de la Universidad de Gotemburgo.

Ésta es la primera vez que los investigadores han demostrado que es posible reducir a la mitad la pérdida ósea relacionada con la edad en mujeres mayores si reciben bacterias promotoras de la salud, conocidas como probióticos.

El estudio se realizó en el Hospital Universitario de Sahlgrenska en Mölndal, Suecia. 90 mujeres mayores, de 76 años de promedio, ingirieron un polvo que contenía bacterias promotoras de la salud o un placebo todos los días durante todo un año. Un método aleatorio determinó qué mujeres recibieron el tratamiento activo con la bacteria Lactobacillus reuteri 6475 y quiénes recibieron polvo sin bacterias. Ni los investigadores ni las mujeres sabían quién recibió el polvo activo durante el estudio.

"Cuando terminamos el estudio después de un año, medimos la pérdida ósea de la mujer en la parte inferior de sus piernas con una tomografía computarizada y la comparamos con las medidas que hicimos cuando comenzó el estudio. Las mujeres que recibieron el polvo con bacterias activas habían perdido sólo la mitad de hueso en el esqueleto en comparación con aquellas que recibieron polvos inactivos ", afirma Anna Nilsson, médico jefa y profesora asociada de la Academia Sahlgrenska de la Universidad de Gotemburgo.

"Otro resultado positivo del estudio fue que el tratamiento fue bien tolerado y no produjo más efectos secundarios que los experimentados por mujeres que recibieron el placebo".

Un cambio de paradigma
La investigación ha demostrado que las bacterias intestinales afectan el esqueleto en ratones, pero éste es el primer estudio en el que se usaron probióticos para reducir la pérdida ósea en personas mayores. El descubrimiento podría tener implicaciones importantes en el futuro.

"Las mujeres mayores son el grupo en la sociedad con mayor riesgo de osteoporosis y fracturas. El hecho de que hayamos podido demostrar que el tratamiento con probióticos puede afectar la pérdida ósea representa un cambio de paradigma. El tratamiento con probióticos puede ser una manera efectiva y segura de prevenir la aparición de osteoporosis en muchas personas mayores en el futuro", expone Lorentzon.

Lactobacillus reuteri 6475 es una bacteria que se cree que tiene múltiples propiedades promotoras de la salud, y bacterias similares ya se usan en una variedad de suplementos en el mercado. La bacteria se encuentra naturalmente en el tracto gastrointestinal humano.

Las bacterias en el estómago y el intestino han recibido considerable atención en los últimos años porque hay evidencia de que la composición de nuestra flora bacteriana se asocia con enfermedades como la diabetes y la obesidad.

Los mecanismos, es decir, las formas en que las bacterias producen diferentes efectos en el cuerpo, aún no se comprenden claramente.

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.





rollover css e imágenes

Escuchar último programa




Subscripción al newsletter