Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Martes, 28 de Noviembre 2017


Sólo dos de cada diez hogares de enfermos de alzhéimer son accesibles



Jornada "Arquitectura e Innovación para las personas con demencia" organizada por Sanitas Mayores y la Universidad Pompeu Fabra
Jornada "Arquitectura e Innovación para las personas con demencia" organizada por Sanitas Mayores y la Universidad Pompeu Fabra
El número de personas que vive con alzhéimer en España es de cerca de 1,2 millones. En nuestro país, uno de cada cuatro hogares convive con esta enfermedad, según datos de la Confederación Española de Alzheimer (Ceafa). Sin embargo, ellos y sus cuidadores hacen frente a entornos poco amigables fuera y dentro de sus hogares.

La jornada "Arquitectura e Innovación para las personas con demencia", organizada por Sanitas Mayores y la Universidad Pompeu Fabra, ha reunido en Barcelona a expertos internacionales con propuestas pioneras para adaptar esos ambientes a las necesidades de vivir con demencia y para aplicar la innovación médica al cuidado de estas personas.
 
El profesor Graham Stokes, director global de Cuidados de Demencia de Bupa, ha puesto de relieve el difícil panorama al que hacen frente a diario las personas que viven con demencia y sus cuidadores: "Vivimos en sociedades cada vez más envejecidas, la realidad es que la demencia es hoy uno de los grandes retos globales de salud con 46,8 millones de afectados en el mundo. Todo esto se da en entornos cada vez más urbanizados, en grandes ciudades. Por esto, adaptar estos entornos a las necesidades de estas personas es una medida más para hacer frente a este reto".

Por otro lado, Stokes ha incidido en que "es fundamental ampliar nuestras herramientas de lucha contra el alzhéimer con la aplicación de técnicas innovadoras en el tratamiento de los síntomas de una enfermedad que, hoy por hoy, no tiene cura".
 
Adaptación de espacios
Respecto a la necesidad de adaptación de los entornos, cabe destacar que un tercio de los cuidadores de enfermos de alzhéimer se encuentra alguna barrera física, al menos, una vez al día. Son datos del Estudio Sanitas Barreras físicas y Alzhéimer, que afirma, además, que un 43 % se topa con esta realidad cada vez que sale de casa. 
 
Los ponentes han coincidido en señalar el hogar como uno de los primeros puntos de actuación. Más si se tiene en cuenta que ocho de cada diez personas que viven con esta enfermedad son cuidados en domicilios privados, pero sólo dos de cada diez hogares disponen de accesos y zonas comunes adaptadas.
 
El arquitecto Mauro Cuesta, encargado de adaptar las infraestructuras de Sanitas Mayores a las necesidades de los residentes, ha explicado las medidas para hacer del hogar un entorno amigable con la demencia. "Algunas de las medidas pasan por eliminar o controlar los elementos de riesgo físico o que puedan generar situaciones de estrés; adaptar las texturas y colores de manera que se cree un contraste adecuado; adaptar espacios exteriores o de transición; facilitar la accesibilidad más allá de los requerimientos legales; elegir muebles ergonómicos con adaptación en altura; disponer de cama adaptada, o adaptar la iluminación en cuanto a intensidad y temperatura de color", ha comentado Cuesta.

"Lo fundamental es que cualquier adaptación pase por comprender las necesidades reales de las personas con demencia y la percepción que tienen estas personas a nivel visual, acústico y espacial", ha sentenciado el experto de Sanitas.
 
Estas modificaciones en los hogares tienen incidencia directa en el estado de las personas con demencia. "La adaptación del entorno mejora los síntomas de la enfermedad", ha afirmado David Curto, jefe de Dirección Asistencial de Sanitas Mayores. "Por ejemplo, los colores llamativos pueden provocar en un enfermo episodios de estrés, por lo que es recomendable pintar la casa con tonos suaves y evitar muebles de colores llamativos. Sin embargo, aquí nos encontramos con otra barrera y es el coste de realizar estas reformas. Tres de cada diez cuidadores afirma que los espacios comunes no están adaptados por motivos económicos", ha añadido Curto.

Lesley Palmer, directora de Arquitectura en el Centro de Desarrollo de Servicios para la Demencia de la Universidad de Stirling, ha presentado la aplicación Iridis, "la primera app que permite evaluar digitalmente cuán amigable para la demencia es su entorno y saber cómo mejorarlo".

Por su parte, María José Moreno, de la Fundación Aubixa, ha compartido los avances en el proyecto de "un foro permanente para el diseño innovador de un entorno urbanístico inclusivo y comunicativo adaptado al envejecimiento, así como la creación de un banco de conocimientos y recursos destinados a esta materia".

Nota




1.Publicado por Joaquin Sastre el 29/11/2017 11:00
Importante aportación sobre la adaptación del entorno para personas dependientes y concretamente para personas con deterioro cognitivo. Empecemos por aquí, por generar un entorno apropiado para la vida de estas personas, que es básico para ellos. Luego evidentemente tendremos que trabajar con ellos aspectos de relacionados con la actividad de la vida diaria y estimulación cognitiva.
Queda mucho por hacer, pero somos conscientes de ello.
Enhorabuena.

Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.







rollover css e imágenes

Escuchar último programa