Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES
 



Lunes, 11 de Marzo 2019


Sillas de ruedas eléctricas aportan bienestar a personas con discapacidad



Con modernos sistemas de arranque, este tipo de sillas también ha evolucionado hacia diseños ligeros y plegables que facilitan el traslado, mientras se le han ido incorporando nuevas funciones especiales para beneficiar a las personas con movilidad reducida.
 
Los beneficios de contar con una silla de ruedas moderna son muchos, pues las personas con problemas de movilidad podrán vivir cómodamente sin preocuparse al momento de tener que trasladarse de un lugar a otro, sobre todo cuando se trata de largas distancias.
 
Hoy en día es posible encontrar muchos modelos de sillas de ruedas eléctricas portátiles, con diseños ergonómicos que aportan bienestar y seguridad a las personas que, por alguna razón, ya no pueden caminar. También cuenta con ventajas para los pacientes que no pueden impulsarse de forma manual, por lo cual ganan autonomía.
 
Con tan sólo activar una palanca, el paciente podrá administrar todas las funciones, reduciendo el malestar que genera estar imposibilitado físicamente. Como vienen de diferentes tamaños y características especiales, es conveniente elegir la que más se adapte a las condiciones físicas de la persona.
 
Adaptabilidad
Una silla de ruedas eléctrica aporta muchísima comodidad, en vista de que se adapta a los requerimientos del usuario, al reclinar el asiento o fijar una altura o determinada posición. Igualmente, son fáciles de transportar de un lugar a otro.
 
Entre las particularidades, está que incorpora distintas opciones para que pueda inclinarse o reclinarse, según el gusto del paciente. De este modo, las personas que tengan movilidad limitada se sentirán cómodas y relajadas mientras alivian la presión que causa estar en la misma posición durante prácticamente todo el día.  
 
Tracción
Además, están aptas para ser utilizadas en todo tipo de terreno, puesto que incorpora unos neumáticos especiales y permite que pueda ajustarse la posición de las ruedas. A diferencia de una silla tradicional, vienen con tracción trasera, por lo que la estabilidad es mayor, mientras el usuario se desplaza de un sitio a otro, ya sea en el interior de una vivienda o en espacios exteriores.
 
Las sillas de ruedas eléctricas son fabricadas con diferentes modalidades de tracción: las que vienen con seis ruedas permiten que se puedan efectuar giros naturalmente a partir del centro del asiento, son seguras al transitar en rampas y en superficies irregulares.
 
Seguidamente, la tracción delantera es más práctica cuando se tienen que superar obstáculos en áreas exteriores, pues fomentan la ejecución de maniobras en lugares reducidos, lo único es que tienden a ser un poco más pesadas.
 
Mayor accesibilidad
Con las diferentes funciones incorporadas, estas sillas facilitan que los pacientes puedan trasladarse en distancias más largas e incluso, por lugares angostos, sin necesidad de que tengan que hacer grandes esfuerzos.
 
Como se adaptan fácilmente a las áreas pequeñas, la persona podrá ingresar a un ascensor sin ningún inconveniente, entrar en un local o pasear por calles estrechas.
 
Al mismo tiempo, permiten ahorrar energía al máximo porque los pacientes con dolencias severas en la espalda podrán estar tranquilos sin verse agobiados al comprometer sus músculos tratando de desplazarse. Evidentemente, esto constituye un enorme avance al mejorar considerablemente sus condiciones de vida.
 
Al evitar realizar esfuerzos, podrán concentrarse en otras labores y, anímicamente, se sentirán más motivados para enfrentar los retos del día a día, en vista de que la ergonomía les da el soporte necesario para que puedan adaptarse rápidamente al entorno.
 
Sin embargo, antes de proceder con la compra, es importante tomar en cuenta una serie de factores como, por ejemplo, las necesidades específicas que tiene la persona que la usará, con el objetivo de adaptarla plenamente a sus condiciones físicas.
 
La independencia en un sistema de movilidad es crucial, al igual que la estabilidad y la seguridad. La mayoría opera con pilas recargables de variada potencia, pues el amperaje está sujeto directamente al nivel de autonomía de la silla.
 
Otras características, incluyen sistemas de mando que pueden ser accionados con la boca, ideal para las personas que no pueden mover los brazos, además de que permiten habilitar sistemas de freno anti bloqueo para prevenir incidentes por volcamiento.

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.





rollover css e imágenes

Escuchar último programa