Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Martes, 10 de Octubre 2017


Senderismo y micología



Con el otoño llegan las primeras lluvias y como la temperatura se mantiene suave, aumenta la humedad del ambiente. Condiciones ideales para la proliferación de las setas, que pueblan bosques de encinas, hayas, robles y pinos.

El turismo micológico está de moda, porque es una actividad que permite disfrutar de la naturaleza y, al mismo tiempo, practicar senderismo por hermosos parajes. Puedes ir a recolectar setas con amigos o familiares, pero también puedes contactar con alguna asociación que te introduzca en este rico mundo e, incluso, hay empresas que organizan excursiones guiadas.

Aunque existen un montón de variedades, las setas más populares y apreciadas gastronómicamente son níscalos, boletus, trompetas de los muertos, rebozuelos y chantarelas, entre otras.

Si bien podemos encontrar setas en prácticamente toda España, destacan los suelos ricos en nutrientes y con extensa vegetación, zarzas y helechos de los Pirineos, País Vasco, Galicia, Asturias y Huesca. Pero también la tierra de Soria, La Rioja, la Sierra de Madrid y los parques naturales de Andalucía son un buen caldo de cultivo.

Para evitar imprevistos, organízate y lleva un equipamiento apropiado. En primer lugar, decide la zona a la que vas a ir y la ruta que vas a recorrer. No olvides un mapa y el móvil por si te desorientas y tienes que pedir ayuda. En este sentido, una brújula, GPS o geolocalizador no te sobrarán… 

La ropa debe ser cómoda y abrigar, ya que suele hacer fresco y la humedad hace que la sensación térmica sea aún menor. Lleva un chubasquero que ocupe poco, ya que irás a zonas con bastante probabilidad de lluvia. Asimismo, el calzado debe ser apropiado para caminar por la montaña. Una mochila con agua, algo para picar y un bocadillo te ayudarán a reponer fuerzas. 

Y lo más importante, para recolectar las setas necesitarás una navaja y una cesta de mimbre, material que permite que las esporas que caen de las setas se repartan por el suelo y germinen en el bosque. Si utilizaras una bolsa de plástico, las setas fermentarían por exceso de humedad.

Para ser un buen micólogo...
Recolectar adecuadamente las setas es imprescindible para que puedan regenerarse y volver a crecer. Al cogerlas, no remuevas la tierra y córtalas con una navaja o cuchillo a ras de suelo. 

Si las arrancas, dañarás el micelio que está bajo tierra que es donde se encuentran las semillas del hongo. Por el mismo motivo, no quites las hojas secas o la tierra que está a su alrededor, porque protege el micelio del exceso de luz, calor o frío.

Otros consejos importantes que debes tener en cuenta:

- Recolecta únicamente hongos que conozcas. Ante la más mínima duda, consulta con un experto.

- No arranques los hongos rotos o estropeados, ya que la naturaleza necesita que sus esporas se expandan para que se reproduzcan y puedas volver al año siguiente. Tampoco arranques las setas pequeñas que están creciendo, porque aún no han tenido tiempo a desarrollar las esporas. 

- Sé respetuoso con el medio ambiente y respeta las normas de cada zona para minimizar el impacto del hombre y que todos podamos disfrutar de un micoturismo sostenible.

- Hay zonas que están protegidas y, de hecho, existen sanciones por recoger setas en lugares indebidos. En ocasiones, puede que necesites un permiso, porque sea coto reservado, o tengas que pagar una tasa. Pero también hay zonas libres. Para ir sobre seguro, consulta con las autoridades competentes o con asociaciones de micología.

Por Sonia García


Nota








rollover css e imágenes

Escuchar último programa