Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Viernes, 2 de Febrero 2018


Refuerza tu piel frente al frío



El frío y las bajas temperaturas inciden de forma notable en nuestro organismo en general, condicionando el estado general de nuestra salud. Condicionantes también para nuestra piel que sufre sobremanera, porque está expuesta continuamente al medio externo. Conocemos cuáles son los cuidados y productos más aconsejables para proteger y nutrir a nuestra piel del frío. 

Para evitar que los efectos del frío perjudiquen a la piel, sólo hay que seguir unos cuidados básicos de protección y nutrición que consigan devolverle su elasticidad, suavidad y buen aspecto. Tal y como nos recuerda la asesora técnica de Krous, Sandra Sanchís, el cuerpo es sabio y sabe protegerse y defenderse del frío. “Delante de unas temperaturas frías o gélidas reacciona intentando proteger de una posible hiportemia aquello más importante en nuestro cuerpo: nuestros órganos internos”, explica. ¿Cómo lo hace? Comprimiendo los vasos sanguíneos de la piel, aumentando el flujo de sangre hacia nuestro interior y llevando allí la sangre. Por eso, añade, “en algunas pieles más que en otras, cuando el frío es extremo, enrojecemos de forma paulatina en mejillas, nariz, orejas, manos…”. Y es esa falta temporal de riego sanguíneo la que provoca que la piel se vaya resintiendo. “Se desequilibra, se cuartea y se deshidrata. En pieles más delicadas el frío, incluso, puede llegar a causar heridas y quemaduras”. 

Cuidados más importantes
Para evitar que esa situación se produzca, la experta recomienda no salir de casa sin el cuidado hidratante/nutritivo específico. Es más, Sanchís especifica que las pieles muy secas y sensibles “deberán aplicar una buena crema nutritiva, y una piel grasa mantener el nivel de hidratación en equilibrio”. Del mismo modo, es muy importante no olvidarse, aunque estemos en invierno, de la necesidad de proteger la piel con la ayuda de los fotoprotectores solores adecuados. “Y si, además, nos encontramos en zonas de alta montaña, los rayos solares son tan intensos como en pleno verano”, argumenta la experta. 

Aportar la protección y la hidratación precisa a la piel pasa, inevitablemente, por utilizar los productos adecuados para conseguir los mejores resultados. Sanchís afirma que los cosméticos deben incluir algunos principios activos necesarios, como los fotoprotectores que mencionaba en los cosméticos de día: el dióxido de titanio y el óxido de zinc, “que no sólo reflejan de nuestra piel los rayos solares, sino que también forman un peliculado que protege a la piel de otros factores externos”. Además de estos principios, los cosméticos para hacer frente al rigor del frío deberían incluir aceites y mantecas vegetales, karité, jojoba, rosa mosqueta, almendras dulces, granada y espino amarillo, ya que “contienen gran cantidad de vitaminas y ácidos grasos esenciales: omegas 3, 6 y 9. Son un verdadero alimento para la piel, aportan nutrientes y alimentan nuestras células. Se deben de aplicar también en pieles grasas durante la rutina de noche”.

A todos ellos, se suma el ácido hialurónico que es, hoy por hoy, y según la experta, “el mayor principio activo capaz de retener y atraer el agua en nuestra piel”. 

Todos estos cuidados, que son necesarios a cualquier edad, deben tenerse muy presentes a medida que la piel va envejeciendo. No podemos olvidar que a partir de los 50 años la actividad celular y hormonal se ralentiza y “sólo por eso tenemos que suplir aquellas carencias que nuestro propio organismo de por sí solo ya no hace”. Por lo que no sólo es importante prestarle la atención debida a la piel a cualquier edad, sino que “cuanto antes empecemos mejor, porque así se previenen daños futuros”, afirma Sanchís. 

Por Juani Loro
 


Nota







rollover css e imágenes

Escuchar último programa