Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Martes, 9 de Octubre 2018


Recuperar la piel y el cabello tras el verano



El pelo y la piel sufren las consecuencias de los cambios de hábitos a los que nos entregamos durante el verano, y con la llegada del otoño llega también el momento de prestarles la atención que merecen y dedicarse por completo a su cuidado.

El verano ya se fue y ahora es el momento de poner remedio a aquellas consecuencias que, en nuestra piel y nuestro cabello, han dejado las altas temperaturas, la erosión que genera el agua del mar, y las rutinas que se han seguido en esta época del año. La piel y el cabello se resienten notablemente ante estos factores externos y ante los cambios de hábitos a los que incita la época estival. Por eso, los expertos inciden en la importancia de prestarles una atención especial y devolverles su firmeza, su fuerza y su volumen.

Desde la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) recuerdan que, tras el verano, hay que realizar un cuidado más concienzudo de la piel y, en caso de comprobar tras una autoexploración, que ha aparecido alguna mancha que no conocíamos, acudir al especialista para que pueda valorarla lo antes posible. 

De forma general, los dermatólogos nos avisan de la importancia que tiene seguir utilizando el protector solar adecuado a nuestro tipo de piel durante todo el año, y de lo conveniente de limpiar la piel en profundidad utilizando los limpiadores correctos, aquellos que se caractericen por su alta tolerancia y por tener un pH neutro. 

Tras la limpieza, llega el momento de hidratar la piel, al menos, dos veces al día, con los productos que requiera nuestro tipo de piel. Hidratar la piel del rostro y la del resto del cuerpo, utilizando en este caso productos con componentes “humectantes”, es decir, aquellos que tengan capacidad para atraer el agua dentro de la piel. Los expertos también recuerdan que la noche es un periodo estupendo para tratar la piel con mayor eficacia. 

Al igual que la piel de nuestro cuerpo, el cabello sufre con la misma intensidad los rigores del verano y se vuelve más seco, se rompe con mayor facilidad y se pierde también con mayor facilidad. Por eso, hay que prestarle el mismo mimo utilizando los productos más adecuados para devolverle su vigor y su brillo, hidratarlo con mascarillas adecuadas a cada necesidad, utilizar para su lavado productos suaves y tener precaución a la hora de secarlo utilizando lo justo el secador. 

Por Juani Loro


Nota







rollover css e imágenes

Escuchar último programa




Subscripción al newsletter