Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Miércoles, 21 de Diciembre 2016


Protege tu piel del cambio del clima



Vivimos en un país rico en muchos sentidos, también en el terreno climático, porque a lo largo del año podemos disfrutar de diferentes tipos de clima (mediterráneo, atlántico, subtropical, continental y de montaña), que nos enriquecen en varios aspectos. Pero, a la vez, esos cambios climáticos afectan a nuestra salud y, por tanto, a nuestra piel. Para disfrutar plenamente de cada estación, es importante tomar las precauciones necesarias y dispensarle a nuestra piel los cuidados oportunos.

El cambio de clima que marca cada una de las estaciones afecta a nuestra piel de forma muy directa. Además, con la edad, la piel se vuelve más sensible a esos cambios. Por ejemplo, con la edad, la piel sufre más el frío, el viento y la radiación solar, ya que con el paso de los años la epidermis se vuelve más fina y está menos protegida. El meteorólogo Mario Picazo, que ha realizado un análisis de los efectos del clima cambiante en España para Olay, asegura que “en zonas de clima continental, donde el ambiente es frío, seco y con viento, existe la posibilidad de que la piel se deteriore y sufra más con el paso de los años”. 

Los inviernos en nuestro país se caracterizan por cambios bruscos de humedad y de temperatura (más suaves en el litoral), aumentan las precipitaciones y el viento, sobre todo en el norte y en las zonas de montaña. A estos factores, Picazo añade “la contaminación atmosférica producida por vehículos y calefacciones. Y no hay que olvidar que también en invierno contamos con muchas horas de sol, por lo que hay que proteger la piel de los dañinos rayos solares”. 

El meteorólogo insiste en que los cambios de temperatura entre el exterior y el calor del interior de los edificios en invierno “suponen una agresión para nuestra piel”. De ahí la necesidad de ofrecer “una constante hidratación y protección a la piel”, sobre todo en el rostro. En esa misma línea, la directora del Instituto Médico Láser, la doctora Josefina Royo, asegura que es necesario tomar precauciones para que la piel sufra lo menos posible, principalmente para combatir la deshidratación, revitalizar y reparar. 

Para proteger como merece nuestra piel en invierno, la experta recomienda mantener un cuidado diario de la piel, “limpiándola adecuadamente dos veces al día”, exfoliar para “ayudar a eliminar las células muertas, limpiar el rostro y darle vida”, utilizar sérums y cremas hidratantes de día (también una crema para el contorno de ojos) y elegir una buena crema hidratante de noche “especialmente diseñada para ese momento, como Olay Regenerist Noche”. 

Por Juani Loro


Nota









rollover css e imágenes

Escuchar último programa