Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Lunes, 3 de Abril 2017


Presta atención a tus pies



Cada día dedicamos un tiempo importante al cuidado de la piel de nuestro cuerpo, de las manos, el rostro, el cabello, pero no siempre dispensamos el mismo mimo a los pies, aún sabiendo que son determinantes para configurar nuestro nivel de movilidad y de la calidad de vida en general. Tal vez el motivo sea la dejadez, que sólo se solventa cuando ya aparecen problemas concretos como el dolor de pies, durezas o algunas callosidades. Pero esos problemas pueden evitarse o aliviarse siguiendo las pautas de higiene correctas. 

Los pies son, en muchas ocasiones, los grandes olvidados en lo que a rutinas de cuidados corporales se refiere. No les damos la importancia que realmente tienen, obviando el papel que juegan en nuestra salud en general. Los pies soportan nuestro peso cada día y nos permiten movernos, caminar, por lo que prestarles una atención especial es esencial. Hemos de observarlos y comprobar si se producen o no cambios importantes, registrar si se produce dolor en algún momento, confirmar que están suficientemente hidratados…

Los pies son, además, la base de la marcha y del equilibrio, como nos recuerda la directora técnica de Salvelox, Meritxell Romeu, para quien está claro que “los pies son indicadores del estado general de salud” y son el lugar en el que se manifiestan ciertas enfermedades que también hay que tener muy presentes, como es el caso de la diabetes, la gota y la artrosis, por ejemplo. 

El primer paso de esos cuidados es la limpieza,  que ha de producirse a diario. La experta asegura que para el lavado no es aconsejable utilizar el agua muy caliente “ni dejarlos en remojo durante mucho tiempo”. También recuerda que los jabones no tienen que ser agresivos, aunque sí ligeramente antisépticos y desodorantes. Muy importante es también secarlos  debidamente, incidiendo en las zonas interdigitales. Una vez secos, “si la piel está demasiado seca, hay que hidratarlos”. 

Afortunadamente, el mercado ofrece una gran variedad de productos con los que llevar a cabo la higiene e hidratación de los pies con todas las garantías. Meritxell Romeu recuerda que, por ejemplo, para la higiene diaria se debe utilizar un jabón neutro, con pH neutro que no produzca sequedad y que sea ligeramente antiséptico y desodorante. También es bueno incluir en el cuidado de cada día  productos desodorantes o talcos,  tanto para el pie como para el calzado, “con el fin de mantenerlos secos y reducir la transpiración y los malos olores, así como aerosoles con agentes antimicrobianos, sustancias antitranspirantes y polvos absorbentes”. 

Por Juani Loro


Nota









rollover css e imágenes

Escuchar último programa