Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Miércoles, 14 de Febrero 2018


Presentan la pirámide de alimentación saludable en enfermedad renal crónica



La gran novedad se muestra en la cara de la alimentación saludable, que combina las restricciones de fósforo y potasio, recomendaciones hasta ahora inexistentes de forma conjunta.

Esta pirámide de alimentación en enfermedad renal crónica (ERC) es pionera y está basada en la tradicional, por lo que se han adaptado sus cuatro caras a las particularidades de la enfermedad renal, ejerciendo un gran énfasis en el control de proteínas, fósforo, potasio y sodio en cada una de ellas.

De hecho, una alimentación adecuada es fundamental para que los enfermos renales crónicos mantengan un buen estado de salud y puedan realizar sus actividades cotidianas, especialmente los pacientes que están sometidos a diálisis. Por ello, con esta pirámide, los pacientes identificarán fácilmente cuáles son los alimentos que pueden consumir en mayor cantidad, cuáles deben consumir con moderación y cuáles deben evitar o limitar su consumo.

La pirámide de alimentación saludable en ERC está disponible en la página web de Nefralia, donde se describe además el contenido de sus cuatro caras: la cara de alimentación saludable, la cara informativa de los alimentos en función de su contenido en potasio, la cara informativa de los alimentos en función de su contenido en fósforo y una cara de recomendación de la actividad física.

"La complejidad en la composición de los alimentos, su alteración debida a los distintos métodos de cocción y el desconocimiento de la enfermedad por gran parte de la población, hace que muchas veces se complique la interpretación de dichas recomendaciones y sea prácticamente un reto integrar esta alimentación en el día a día de pacientes con enfermedad renal", justifican desde la Fundación Alicia.

El asesoramiento nutricional debe ser la primera recomendación que se le debe hacer al paciente renal, ya que a pesar de seguir el mismo patrón que el de la población general, presenta algunos aspectos añadidos a tener en cuenta. Asimismo, las recomendaciones de nutrición del paciente renal son difíciles de conciliar y pueden conducir de forma equívoca a una dieta menos saludable, perdiéndose así el efecto beneficioso que aportan las vitaminas, los minerales y la fibra.

Controlar el consumo de fósforo
Al contrario que el potasio, el fósforo es muy difícil de reducir a través de los diferentes métodos de manipulación y cocción de los alimentos. Asimismo, es imprescindible hacer una buena selección de los mismos. De hecho, la excesiva ingesta de fósforo en el paciente con ERC se relaciona con el desarrollo de enfermedades como la arteriosclerosis y el hiperparatiroidismo.

Esta parte de la pirámide cuenta con una cesta de la compra en la que se aprecian los siete grandes grupos de alimentos. Cada uno de ellos contiene una recomendación con las mejores elecciones para controlar la ingesta de fósforo, ya que dependiendo del origen que tenga éste, la biodisponibilidad del mismo –la asimilación por parte del cuerpo humano– es diferente.

En el caso del fósforo de origen vegetal, la biodisponibilidad del mismo es menor, en cambio, el fósforo de fuente animal es mayor y el de los aditivos, la absorción es casi del 100 %, siendo la peor fuente de fósforo. Se recomienda evitar consumir, de mayor a menor, alimentos procesados, carnes, lácteos, frutos secos y legumbres.

Ejercicio físico
Debido a la enfermedad y al tratamiento médico de los enfermos renales, su actividad física disminuye. Por ello, se aconseja a los pacientes realizar una actividad física moderada, practicando ejercicios aeróbicos de forma rutinaria, puesto que contribuye positivamente a la calidad de vida de los mismos, además de tener un impacto positivo de la enfermedad.

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.





rollover css e imágenes

Escuchar último programa




Subscripción al newsletter