Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Miércoles, 7 de Mayo 2014


Perdernos en una conversación, primer signo de alarma de la sordera


Perdona, ¿qué dices? ¿Cuántas veces te has hecho esta pregunta en los últimos días? Si te la planteas asiduamente es que empiezas a tener problemas para oír bien. Es el primer síntoma. La pérdida de audición es un proceso que va asociado al envejecimiento, pero los elementos externos agresivos
pueden ayudar a que el oído, o más bien su falta, se convierta en un gran problema para la vida cotidiana.


El oído se empieza a perder en la edad media de la vida, una vez superados los 30 o 40 años. Pero como las primeras frecuencias que pasan desapercibidas son las más agudas, las que no se emplean en la vida cotidiana, la pérdida de audición no empieza a ser un inconveniente hasta que surgen los problemas de comunicación y no se puede seguir una conversación. En este punto coinciden los doctores Fernando Rodríguez, adjunto del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Clínico San Carlos, de Madrid, y Nicolás Pérez, director del Departamento de Otorrinolaringología de la Clínica Universidad de Navarra. La pérdida de audición se convierte en una realidad a partir de los 30 años, pero no es hasta entrados en la década de los cincuenta o de los sesenta cuando se notan los primeros problemas para reconocer las voces y seguir una conversación. Es aquí cuando no se oye como antes. “En líneas generales, al principio lo que se pierden son frecuencias muy agudas que no se emplean a diario y por eso no se perciben como ausencia”, explica a Senior el doctor Fernando Rodríguez.
 
Son las frecuencias más agudas las que se dejan de percibir a partir de esa edad.  “Lo que primero se pierde es la sensibilidad para los tonos más agudos, como son los timbres o el sonido de los pájaros. La pérdida en esa zona de las frecuencias aumenta y se extiende a las frecuencias medias, las que oscilan entre 1.000 y 4.000 hercios, que van bajando hasta llegar entre a los 125 hercios”, apunta Nicolás Pérez. 


Por C.S.V


Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.





rollover css e imágenes

Escuchar último programa