Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Miércoles, 3 de Junio 2015


Pagar en el extranjero: consejos para ahorrar



El verano está a la vuelta de la esquina y, con él, las merecidas vacaciones y la época de viajar. Si el destino elegido está fuera de la zona euro, lógicamente, no podrás usarlo, y tendrás que conseguir dinero en la moneda oficial del país a visitar. Es entonces cuando surgen las dudas. ¿Cambiamos aquí o allí? ¿En un banco, en una oficina de cambio o en un cajero automático? ¿Pagamos con tarjeta o en metálico? ¿Qué hacemos con el dinero que nos sobre? A continuación, te damos algunos consejos para ahorrar con el cambio de moneda.

Normalmente, se entiende por cambio de moneda la compraventa de billetes extranjeros. Es decir, si este verano tienes pensado ir de vacaciones a Estados Unidos tendrás que cambiar billetes de euros por billetes de dólares o si vas a poner rumbo a Tailandia deberás saber que la moneda oficial es el baht y considerar la posibilidad de cambiar dinero antes de coger el avión. Y cada moneda, por supuesto, tiene un valor, que depende de la oferta y la demanda en los mercados de divisas y que fluctúa constantemente, de un día para otro. Es lo que se llama tipo de cambio (o cotización), que no es otra cosa que el número de unidades de una divisa que hay que entregar para obtener una unidad de otra. Por ejemplo, si el tipo de cambio EUR/USD (euro/dólar) es de 1,14, significa que un euro equivale a 1,14 dólares. Si cambiamos 1.000 euros, recibiremos 1.140 dólares. 

Aunque el Banco Central Europeo y el Banco de España publican, a título informativo, la cotización del euro contra otras divisas (ver cuadro), las entidades bancarias y los establecimientos de cambio de moneda pueden aplicar libremente otras cotizaciones, fijando un tipo de cambio vendedor (lo que recibes cuando cambias, “vendes” euros) y un tipo de cambio comprador (lo que recibes cuando cambias la moneda extranjera de nuevo a euros, “compras” euros). Cabe señalar que el de venta siempre suele ser superior al de compra. Por eso, es importante echar cuentas antes de cambiar y contar los gastos fijos a los que tendremos que hacer frente en el país de destino: alojamiento, transporte, comida y bebida, entradas a museos y/o monumentos, compras, diversión nocturna, etc., para no volver a España con demasiado dinero sobrante. 

Recuerda que algunas monedas no se pueden cambiar a la vuelta, por tanto, es mejor gastarlas o cambiarlas por billetes antes de regresar. En concreto, de las 165 monedas que existen, sólo 11 son convertibles, o lo que es lo mismo, pueden cambiarse por euros en nuestro país. Hablamos del dólar canadiense, dólar estadounidense, corona danesa, corona noruega, corona sueca, franco suizo, libra esterlina, yen japonés, dólar australiano y dólar neozelandés, siempre que sean billetes, ya que las monedas tampoco te las cambiarán. El resto (las no convertibles) sólo pueden utilizarse como medio de pago dentro de su país. 

Por Esther Eugenio


Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.






rollover css e imágenes

Escuchar último programa