Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Jueves, 10 de Noviembre 2016


Nutre tu piel frente al frio



Temperaturas excesivamente bajas, viento, cambios bruscos de temperatura, los rayos UV y los ambientes excesivamente secos son algunos de los agentes que hacen que nuestra piel se seque demasiado en invierno perdiendo sus niveles de hidratación correctos. ¿Cómo actuar? Aportando un extra de nutrición para recobrar su tersura y belleza. 

Una piel nutrida es sinónimo de una piel sana. Durante el invierno, hemos de mantener los niveles de nutrición adecuados para hacer frente a los agentes, sobre todo externos, que atacan el equilibrio de la piel. Las bajas temperaturas, el viento, las calefacciones e incluso la ropa pesada pueden acelerar la sequedad y el envejecimiento de la piel, una situación que genera tensión y tirantez, señales que nos indican que es necesario recurrir a los productos adecuados para frenar esas consecuencias que no hacen más que debilitar nuestra piel. 

La directora de Formación de Shiseido, Consuelo Mohedano, confirma que son esos los agentes externos que más dañan la piel en invierno, “provocando vasoconstricción, oxidación, sequedad, deshidratación, aspereza, rojeces y una bajada de la función de la barrera protectora”. Efectos que se notan en la piel de todo el cuerpo en general, pero de manera más especial en la piel del rostro, las manos y los pies, que son las zonas que más sufren en invierno. 

El rostro queda expuesto a las temperaturas frías de esta época del año, y lo hace del mismo modo ante el viento y los cambios bruscos, por ejemplo, cuando entramos de la calle (con temperaturas próximas a los 3-4 ºC) al interior de las viviendas (donde la calefacción suele mantener el ambiente a unos 20-22 ºC como mínimo). Mohedano reconoce que sufre el rostro en general, aunque los efectos del invierno se dejan sentir de forma especial en “las mejillas, los labios, el contorno de los ojos, la nariz y las orejas”, zonas que tendremos que cuidar con más ahínco, prestándoles una atención más concreta. 

Afortunadamente, el mercado nos ofrece multitud de productos que nos ayudan a cuidar la piel en estas circunstancias, cosméticos diseñados siguiendo las últimas tecnologías y los últimos avances, que buscan siempre unos resultados más eficaces. Estos cosméticos ayudan a recobrar la hidratación suficiente, la flexibilidad y a nutrir, aunque según esta experta, deben cumplir, sobre todo, una función reparadora y regeneradora. 

Gracias a la enorme variedad de productos (cremas, lociones, sérums, body milk…), encontraremos el más apropiado para cubrir las necesidades de nuestra piel, aquel que más se ajusta a nuestras necesidades dependiendo, por ejemplo, de nuestro tipo de piel, de la actividad que desarrollemos y de nuestra edad. 

Por Juani Loro


Nota









rollover css e imágenes

Escuchar último programa