Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Viernes, 1 de Marzo 2013


Mejora tu forma física bailando


Vals, salsa, pasodoble, rumba, boleros, lambada, tango… el movimiento al son de la música que más te guste te hará sentir mucho mejor física y anímicamente. El baile es capaz de transformar el ánimo y de ayudar a los músculos del cuerpo a ganar elasticidad, entre otras muchas ventajas. Además, bailar y hacerlo en compañía siempre es placentero y divertido.


Por Juani Loro

Mejora tu forma física bailando
La inactividad es la gran enemiga de un buen estado físico y, por tanto también lo es de la estabilidad emocional. Realizar ejercicio físico, cada uno en la medida en la que pueda, reporta múltiples beneficios a la salud en general del organismo.

Este ejercicio necesario puede llevarse a cabo a través de distintas actividades que podrás hacer solo o en compañía. Así, puedes caminar, montar en bicicleta, practicar senderismo, apuntarte a una clase de yoga o taichí, nadar o bailar. ¿Por qué no?

El baile constituye en sí mismo un ejercicio concreto que, al son de la música y con el ritmo como única guía, puede practicarse en cualquier momento, en cualquier sitio y a cualquier edad.

Todo son ventajas
Siempre es buen momento para bailar pero, es en las épocas festivas, cuando la música se convierte en compañera inseparable de la mayoría de las reuniones sociales y sirve, de este modo, para pautar un ejercicio físico útil y necesario. Lo más importante es estar dispuesto a disfrutarlo porque el baile, según todos los expertos, beneficia en cualquier circunstancia.

A pesar de que los beneficios que se extraigan de su práctica dependen en parte de la modalidad que se elija, sí es cierto que se pueden detallar algunas de las ventajas que, tanto a nivel físico como psíquico, se desprenden de esta actividad.

Bailar favorece la agilidad de los movimientos y mejora la coordinación de los mismos, además de incidir positivamente en el equilibrio, por lo que ayuda a evitar las caídas. Quienes bailan habitualmente han comprobado que su piel se tonifica y que su circulación sanguínea está más controlada.

El baile, que puede ser un ejercicio aeróbico en toda regla, también facilita el drenaje de líquidos y toxinas en el organismo, al tiempo que ayuda a corregir algunas de las posturas incorrectas y dañinas que genera el sedentarismo.

Bailando se movilizan varios grupos musculares por lo que cada vez son más los especialistas médicos que animan a sus pacientes a practicarlo, sobre todo a aquellos que sufren enfermedades osteoarticulares y musculares.

A todas estas ventajas hay que añadir dos aspectos muy relevantes. Por un lado no hay que olvidar que a medida que vamos cumpliendo años el contacto que implica el baile es aun más necesario. Y, por otro lado, que el baile es además, muy divertido.

Baila y gana confianza
Amén de todos los beneficios físicos que reporta el baile, hay que significar su poder de sociabilización. Bailar incrementa la confianza en uno mismo ya que está demostrado que la música, el ritmo y sus notas, clarifican el pensamiento. Además, deshinibe, ayuda a romper la timidez que impide acercarse a los demás por lo que es una excelente terapia para acabar con la soledad.

Nota







rollover css e imágenes

Escuchar último programa