Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES
 



Lunes, 11 de Febrero 2019


Más de 8 millones de españoles están en riesgo de pobreza



Según el III Informe “Un empleo contra la exclusión” que elabora la Fundación Adecco, el desempleo es un factor determinante en la pobreza. El estudio corrobora que, por tercer año consecutivo, se registra una caída en el índice de riesgo de pobreza. Pero, aunque la tendencia es positiva, las cifras aún están muy lejos de las registradas hace una década. En 2008 las cifras de desempleo eran más favorables y también lo era, por tanto, el índice de pobreza (en 2008 alcanzaba el 23,8 % mientras que hoy la cifra llega al 26,6 %). Hoy 8.608.663 personas en edad laboral se encuentran en riesgo de pobreza y exclusión social.
En 2008 se contabilizaban 3.206.800 desempleados, la cifra registrada hoy es un 3% superior, alcanzando los 3.304.300 parados. Asimismo, el porcentaje de desempleados de larga duración se ha incrementado en más del doble: hace una década representaban el 21,3% y hoy son el 47%.
Según Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco estas cifran ponen de manifiesto “la importancia del empleo como indicador para medir el bienestar social y la madurez de una sociedad, siendo el activo por excelencia para combatir las situaciones de pobreza y exclusión”.
Pero, según AROPE, ¿Quiénes se consideran en riesgo de pobreza y exclusión?  Aquéllas que cumplen, al menos, uno de los siguientes criterios:
  • Vivir en un hogar con una renta inferior al umbral de la pobreza (el 60% de la mediana de la renta nacional).
  • Estar en privación material severa, no pudiendo afrontar, al menos, 4 de los siguientes gastos: vivienda, calefacción, vacaciones, alimentación básica, gastos imprevistos, teléfono, televisor en color, lavadora o automóvil.
  • Vivir en un hogar con baja intensidad de trabajo (inferior a 0,2), definida como la relación entre el número de meses trabajados por todos los miembros de la unidad familiar y el número total de meses que podrían trabajar, como máximo, todas las personas en edad laboral de dicho hogar.
Mesonero asegura que “aunque el desempleo sólo se menciona expresamente en el tercer punto, es el desencadenante de todas las situaciones de pobreza y exclusión social.  Así, el hecho de que las familias tengan que subsistir con ingresos inferiores a 684 euros mensuales (umbral pobreza) o que no puedan afrontar gastos básicos como la vivienda o la calefacción (privación material severa), tiene tras de sí el factor desempleo u otros estrechamente relacionados: paro de larga duración, agotamiento de prestaciones, precariedad, economía sumergida, etc”.
 

Si se analizan los datos por grupos de edad, se comprueba que la población en riesgo de pobreza y exclusión social entre 45 y 64 años suponen el 28 % del total, y aquellos que tienen 65 y más años, el 16,40 %. Mesonero asegura que “los jóvenes y los mayores de 45 años son los que presentan mayores dificultades en su acceso al mercado laboral y ello tiene una consecuencia directa: una mayor tendencia al riesgo de pobreza y exclusión social”.
La Fundación Adecco ha analizado e interpretado los datos del informe AROPE (at risk of poverty and/or exclusión, de EAPN), en su relación con cifras oficiales de la EPA y una encuesta elaborada a 120 personas desempleadas y en riesgo de exclusión, que han encontrado recientemente trabajo.

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.





rollover css e imágenes

Escuchar último programa