Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Miércoles, 6 de Febrero 2013


Mantener hábitos de vida saludables ayuda a evitar la aparición de cáncer de próstata


Seguir hábitos de vida saludables, entre los que se incluya la práctica regular de ejercicio físico, contribuye a reducir el riesgo de cáncer de próstata. También influye en este hecho mantener una dieta equilibrada, en la que haya un consumo abundante de frutas, verduras y hortalizas, en detrimento de carnes y grasas.


A partir de los 50 el hombre debe ir al urólogo para someterse a revisión

Mantener hábitos de vida saludables ayuda a evitar la aparición de cáncer de próstata
Mantener hábitos de vida saludables ayuda a evitar la aparición de cáncer de próstata
De entre los alimentos más beneficiosos para evitar la aparición de este tipo de tumor destaca el tomate, gracias a su alto contenido en vitamina E y licopeno.

Asimismo, existen otros factores que inciden en la probabilidad de que se padezca cáncer de próstata, como por ejemplo la edad.

Es sobre todo a partir de los 50 años cuando existe una mayor tendencia a que aparezca esta neoplasia, por lo que el Círculo de Braquiterapia Prostática recuerda la importancia de que, una vez cumplida esa edad, los hombres vayan al urólogo como mínimo una vez al año para someterse a revisiones prostáticas. De este modo, se podrá realizar un diagnóstico a tiempo y las probabilidades de curación aumentarán en un 90%.

La obesidad juega también un papel importante. Se estima que los varones obesos tienen el doble de riesgo a padecer cáncer de próstata frente a los que se encuentran en su peso ideal.

Al margen de todos estos aspectos, es importante tener en cuenta la genética. Si un miembro directo de la familia (padre, hermano o abuelo) lo ha tenido, existen probabilidades más altas de padecerlo. Por ello, cuando ha habido antecedentes familiares, lo ideal es empezar con las revisiones urológicas periódicas a los 45 años.

Braquiterapia prostática: una técnica con mínimos efectos secundarios
Además de aumentar las probabilidades de curación, un diagnóstico precoz permite aplicar tratamientos poco invasivos como es la braquiterapia prostática, una técnica que minimiza los efectos secundarios habituales, tales como impotencia e incontinencia urinaria.

De hecho, un estudio ha constatado que es el tratamiento que menos efectos secundarios provoca respecto a otros procedimientos (prostatectomía -cirugía completa- y radioterapia).

La braquiterapia consiste en la implantación de semillas radiactivas (Iodo-125) en el interior de la glándula, por lo que la radiación se concentra en el punto donde está el tumor y la incidencia sobre órganos sanos adyacentes (vejiga y recto) queda reducida al mínimo.

Esta investigación, que se inició en el año 2000, ha contado con la participación de 700 pacientes de cáncer de próstata inicial de toda España. Los centros encargados de su desarrollo son el Instituto Catalán de Oncología (ICO), el Hospital de Bellvitge y el Instituto Municipal de Investigación Médica (IMIM-Hospital del Mar), junto con otras entidades médicas españolas de prestigio.

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.





rollover css e imágenes

Escuchar último programa




Subscripción al newsletter