Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Miércoles, 1 de Septiembre 2010


Luis del Val: "A la televisión le sobra mucha mediocridad y le falta calidad"


¿Quieres conocer los secretos del mundo de los medios de comunicación? Estamos dentro es tu novela. El periodista y escritor zaragozano Luis del Val dedica su último libro a los entresijos de la televisión, “un negocio que maneja un material sensible, como es la información” y que depende a diario del tan temido y mencionado share. “Así de sencillo, y así de dramático”, afirma el escritor. No obstante, asegura tajante que “tenemos la televisión que nos merecemos”. Inspirado en su propia experiencia, y de la mano de dos personajes: Katy Melvart, una famosa presentadora, ambiciosa y manipuladora, y Juan Iglesias, un tipo corriente que, de la noche a la mañana, se convierte en uno de las caras más conocidas de la pequeña pantalla, Del Val recrea “situaciones que los profesionales conocen muy bien, porque las han vivido, sufrido o experimentado”.


Luis del Val: "A la televisión le sobra mucha mediocridad y le falta calidad"
El eterno debate. ¿Tenemos la televisión que nos merecemos?
Si tenemos en cuenta que existe una amplísima oferta y que no hay una pareja de la guardia civil en cada domicilio obligándonos a ver determinados programas, está claro que los programas más vistos son los que libremente hemos elegido la mayoría. Por tanto, sí, tenemos la televisión que nos merecemos.

¿Qué se esconde detrás de ella?
Empresarialmente, es un negocio, como el cine, las galerías de arte o la hostelería, aunque maneja un material sensible, como es la información y el entretenimiento.

¿Son los medios tan influyentes como parece?
Sí, lo son. Un medio por sí solo no es nada, pero cuando hay una tendencia que es compartida por la mayoría de los medios, sí es muy influyente en el lenguaje, el vestuario, las costumbres e, incluso, en la jerarquía de valores de la sociedad.

¿Qué opina de la imagen que presentan las personas mayores en los medios?
Casi nunca es real: o corresponde a sucesos o en la publicidad se nos ofrece una imagen dulzona y estereotipada. Es muy difícil convencer a un guionista de que lo importante es la persona, no que sea mayor. Ser mayor es una circunstancia como la profesión, la cultura, los conocimientos o la sensibilidad.

¿Qué cree que pensarán los profesionales de la comunicación que lean el libro?
Estoy convencido de que asociarán lo que sucede en la novela a circunstancias semejantes que ellos han vivido.

¿Qué presentadores le han inspirado a la hora de escribir la novela?
Ninguno en particular, y todos en general.

¿A quién gustará más, a los teleadictos o a los detractores de la "caja tonta"?
Creo que ningún autor escribe para "gustar", sino por una especie de necesidad que tenemos de contar una historia, de acercarnos a una parcela del universo humano. En ese sentido, ponemos un espejo delante de lo que nosotros creemos que es la realidad, y ese espejo, más o menos deformado o hiperbólico o equivocado, es lo que presentamos. En este caso concreto, creo que quien no ha conocido la televisión por dentro encontrará aspectos que le llamen la atención, y los profesionales se tropezarán con situaciones que ellos conocen muy bien, porque las han vivido, sufrido o experimentado.

¿Qué vamos a encontrar en el libro?
Una historia humana que transcurre con seres que trabajan en la televisión. Pero, como decía antes, lo importante es la persona, aunque en este caso la circunstancia sea determinante para que se muestren de una manera determinada.

--


JUEGO DE PALABRAS

Un adjetivo para cada nombre

Todas las personas son mencionadas en su última novela Estamos dentro

• Cristiano Ronaldo – Gacela

• Luis María Ansón – Prosa poética

• Pepa Bueno – Próxima

• Iñaki Gabilondo – Maestro

• Pablo Motos – Hurgador

• Matías Prats – Maduro

• Ana Rosa Quintana – Sofisticada asequible

• Raúl del Pozo – Escéptico

• Mamén Mendizábal – Ternura
• Andreu Buenafuente – Provocador

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Luis del Val: "A la televisión le sobra mucha mediocridad y le falta calidad"

¿Qué vamos a encontrar en el libro?
Una historia humana que transcurre con seres que trabajan en la televisión. Pero, como decía antes, lo importante es la persona, aunque en este caso la circunstancia sea determinante para que se muestren de una manera determinada.

¿Cómo se presenta el futuro de la comunicación?
Soy muy mal profeta, y si supiera con seguridad cuál es el futuro de la comunicación me convertiría en millonario, pero no dejo de observar lo que sucede y observo una crisis, en el sentido de cambio, cuando lo nuevo no acaba de nacer y lo viejo no termina de morir. La aparición del fenómeno Internet es algo que no se contemplaba en el universo de la comunicación hace apenas diez años y, sin embargo, ahora es algo que está presente en cualquier medio. Creo que la unión de ordenador personal y televisión será un maridaje que cada día avanzará más, y la pantalla de lo que hoy es el televisor será también la pantalla por la que veamos la fruta que le vamos a encargar al frutero, el saldo de la cuenta corriente, el vídeo que nos han enviado al correo electrónico o... un programa de televisión, pero no será sólo una pantalla de televisión.

¿Qué principios deberían regir en el mundo del periodismo?
Los mismos que deberían ser predominantes en cualquier actividad humana: honestidad, equidad, transparencia y libertad.

¿Hay mucha ambición en él?
La misma que hay en la universidad, en la banca o en la industria. Lo que sucede es que aquí se nota más y los resultados son espectaculares, no en términos económicos, sino en popularidad.

Como guionista de televisión, ¿qué le falta y qué le sobra?
Creo que lo mismo que a la literatura contemporánea: abundancia de mediocridad y clamorosa falta de calidad.

¿Es el mejor medio para trabajar?
Desde el punto de vista informativo, es el más espectacular. Desde el funcional, es el más costoso, el que exige más preparación instrumental y el más lento. En los coloquios por las facultades advierto que muchos de los alumnos no quieren ser periodistas: quieren ser estrellas de la televisión.

¿Cómo se vive con la esclavitud del share?
Con angustia para quienes su trabajo depende de él. Un par de puntos más arriba es un éxito, un par de puntos más abajo te quedas sin curro. Así de sencillo, y así de dramático.

Por último, ¿tiene ya en mente el argumento de su próxima novela?
Sí, claro, y ya la estoy escribiendo, pero no diré nada, ni siquiera en presencia de mis abogados que, por cierto, no tengo.

Luis del Val: "A la televisión le sobra mucha mediocridad y le falta calidad"

-----------------


El autor

Periodista y escritor, Luis del Val (Zaragoza, 1944) es protagonista de una larga y fecunda carrera en los medios de comunicación. Figura indispensable de la radio, ha recibido dos Premios Ondas. En prensa escrita ha sido columnista en Diario 16, La Vanguardia, Interviú y Tiempo. Actualmente, publica una columna de opinión en numerosos diarios españoles. También ha sido guionista de televisión para varias cadenas.

Asimismo, es autor de varios libros, tanto de ficción como de no ficción, entre los que destacan Buenos días, señor ministro (Premio de Novela Café Gijón, 1987), Las amigas imperfectas (Premio Ateneo de Novela, 2003) y Crucero de otoño(Finalista Premio Primavera, 2008).

------------------------------------------------------------------------                                   -------------                                         


Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.






rollover css e imágenes

Escuchar último programa