Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Miércoles, 22 de Abril 2015


Los peatones sénior piden mejoras en las ciudades para su movilidad



El Real Automóvil Club de España (RACE) y Liberty Seguros han presentado los resultados del estudio “Movilidad sénior, el camino de todos”, que se puso en marcha el año pasado con el objetivo de reducir los accidentes de tráfico en el colectivo de mayores de 65 años. La campaña analiza los hábitos de desplazamiento urbano, las necesidades y demandas de este colectivo, con el fin de conocer las dificultades de movilidad de las personas mayores en su día a día.
 
Para conocer mejor los hábitos de desplazamiento de los sénior, RACE y Liberty Seguros preguntaron a 670 usuarios mayores de 65 años residentes en ciudades con más de 50.000 habitantes. El perfil de desplazamiento de estos usuarios en ciudad sería el de un usuario con una media de edad de 73 años, que camina todos los días más de cinco minutos por su ciudad (aunque baja ese ritmo los fines de semana), principalmente, para realizar compras. El modo de transporte varía si en lugar de ir de compras o al médico, se trata de trayectos por ocio o visitas a familiares, incluyéndose el coche y el autobús como medios alternativos.
 
Una de las cuestiones relevantes en este grupo de edad es la condición física, ya que con la edad se van perdiendo facultades. Según los datos recogidos, uno de cada cinco usuarios reconoce tener dificultades para caminar, necesitando de ayuda para sus desplazamientos; la mitad de los encuestados declara tener problemas de reacción (una menor agilidad, andar con lentitud) y un 36 % confiesa ver mal. Un hecho de especial importancia: el 15,9 % de los usuarios de más de 65 años que tienen un problema físico para andar depende de otra persona para desplazarse.
 
Todos estos elementos deben ser tenidos en cuenta por las Administraciones locales a la hora de establecer los criterios de accesibilidad urbana, eliminando barreras arquitectónicas y ofreciendo rutas seguras para los mayores de 65 años. Pero ¿qué opinan nuestros mayores? ¿Qué demandan para sus trayectos?
 
La percepción que tiene el colectivo de los conductores es que se respeta mucho o bastante a los mayores de 65 años (opinión que comparte la mitad de los encuestados). A la hora de valorar la situación de movilidad en su ciudad, la crítica se dirige al entorno urbano: el 21 % de los mayores de 65 años considera que su ciudad está poco o nada adaptada.
 
En opinión de los usuarios de más de 65 años, las barreras más importantes que se encuentran en su ciudad son el estado deteriorado de las calzadas, la aglomeración de vehículos que dificultan el paso y la ausencia de rampas, sobre todo para el 1,7 % de los mayores de 65 años con problemas para caminar que van en silla de ruedas.
 
Entre las recomendaciones para reducir el riesgo entre este colectivo, RACE y Liberty sugieren:
  • Adaptar las infraestructuras.
  • Reducir las barreras arquitectónicas, facilitando la accesibilidad de todos.
  • Realizar actuaciones de acondicionamiento en puntos de cruces con suficiente visibilidad para peatones y conductores, evitando las situaciones de peligro.
  • Creación de planes de movilidad sénior en las ciudades que permitan detectar itinerarios peatonales utilizados por los mayores de 65.
  • Ajustar los tiempos de los semáforos a las necesidades de la población, especialmente en entornos sénior.
 

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.





rollover css e imágenes

Escuchar último programa