Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Jueves, 11 de Enero 2018


Los efectos dañinos para el corazón de sentarse demasiado podrían revertirse



Según un estudio reciente, lograr que las mujeres y los hombres inactivos de mediana edad se atengan a un entrenamiento aeróbico puede reducir o revertir el riesgo de insuficiencia cardiaca.
 
Las personas sedentarias, como las que pasan horas sentadas mientras trabajan o tumbadas en el sofá mientras ven la televisión, corren un mayor riesgo de que sus músculos se encojan y se pongan rígidos a una edad avanzada, lo que puede aumentar su riesgo de insuficiencia cardiaca.
 
No se sabía si esta rigidez cardiaca podría detenerse o revertirse. Para averiguarlo, los investigadores asignaron aleatoriamente a un grupo de más de 50 mujeres y hombres sedentarios entre 45 y 64 años a un programa de entrenamiento aeróbico o a un programa de entrenamiento de yoga, equilibrio y fuerza durante dos años.
 
En el estudio, publicado en la revista "Circulation" de la American Heart Association, se incluyeron ejercicios aeróbicos de intensidad alta y moderada, al menos, cuatro días a la semana. Por ejemplo, cuatro series de cuatro minutos de ejercicio, al 95 % de su frecuencia cardiaca máxima. Esta intensa actividad fue seguida de tres minutos de recuperación al 60-75 %. El otro grupo hizo yoga, entrenamiento de equilibrio o entrenamiento con pesas tres veces por semana.
 
Los investigadores realizaron pruebas para evaluar la salud cardiaca al comienzo y al final del estudio, y descubrieron que las personas asignadas al programa de ejercicios aeróbicos mostraron mejoras significativas en la forma en que su cuerpo usaba oxígeno y tenían menos rigidez cardiaca. Entre las mujeres y los hombres que participaron en el programa de entrenamiento de yoga, equilibrio y fuerza, la rigidez cardiaca y el uso de oxígeno por parte del cuerpo se mantuvieron sin cambios.
 
"Encontramos lo que creemos que es la dosis óptima del tipo de ejercicio adecuado, que es de cuatro a cinco veces por semana, y el punto ideal en el tiempo (edad madura) cuando el riesgo cardiaco de una vida de comportamiento sedentario se puede mejorar", explica el autor principal y cardiólogo del estudio, el doctor Benjamin Levine.

Levine es el fundador y director del Instituto para el Ejercicio y la Medicina Ambiental, un programa conjunto entre Texas Health Resources y UT Southwestern Medical Center en Dallas.
 
Debido a que el estudio incluyó voluntarios que estaban dispuestos a participar en un programa de ejercicio intensivo de dos años, los hallazgos pueden no ser aplicables a la población adulta en general. Además, la mayoría de los participantes del estudio eran blancos, y no se sabe si otros grupos raciales se beneficiarían por igual.
 
No obstante, Levine recomienda que las personas hagan del ejercicio una parte regular de su rutina personal. El programa semanal óptimo incluiría, al menos, una hora de ejercicio aeróbico como tenis, ciclismo, correr o caminar a paso ligero; una sesión aeróbica que incluye entrenamiento de intervalo; dos o tres días de ejercicio de intensidad moderada, y al menos una sesión de entrenamiento de fuerza. "Ésa es mi receta para la vida", concluye Levine.

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.





Lo más visto

rollover css e imágenes

Escuchar último programa