Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Viernes, 15 de Junio 2018


Los derechos de los mayores



¿Es necesaria una Convención de Naciones Unidas en defensa de los derechos humanos de los mayores? A esta pregunta intentó dar respuesta la jornada de reflexión celebrada el pasado mes de abril en Madrid auspiciada por la Fundación HelpAge International España, junto a la Mesa Estatal por la Convención de Naciones Unidas de los Derechos de las Personas Mayores, y en colaboración con la Fundación ONCE. 

El pasado mes de abril se celebró en Madrid un encuentro con expertos de derechos humanos, personas mayores, representantes políticos y expertos en discapacidad para analizar si realmente es necesaria una Convención de Naciones Unidas en defensa de los derechos humanos de los mayores. En este sentido, quedó definido que la Convención debe servir para fijar un marco de trabajo sistemático para la protección y la promoción de los derechos humanos de los mayores, prohibir toda forma de discriminación en los mayores, en cualquiera de los aspectos que afecta a sus vidas, proveer un sistema de implementación, monitoreo y de responsabilidad que sea lo suficientemente fuerte, y articular cada uno de los derechos que se fijen y cómo aplicarlos de forma práctica. 

La presidenta de HelpAge España, Isabel Martínez, definió el objetivo de este encuentro, reconociendo que se trataba de hacer un monográfico sobre el estado de la Convención. Al respecto, aseguró que era necesario buscar instrumentos para que España pueda “ser parte más activa a la hora de plantear propuestas. Sería una pena que teniendo un movimiento social tan potente como tenemos en nuestro país no pudiésemos estar en la reunión de trabajo que se celebrará del 23 al 26 de julio”. Este encuentro se centrará en la discusión normativa para hablar de autonomía e independencia y cuidados paliativos a largo plazo. 

Según la directora de Red, Incidencia, Comunicación y Campañas de HelpAge International y experta en cooperación internacional, Kate Wedgwood, esta Convención es claramente necesaria, ya que los derechos de las personas mayores se basan en normas dispersas que, “a veces, generan que estos sean invisibles o poco claros”. Del mismo modo, reconoció que el camino hacia un nuevo tratado de derechos humanos siempre es largo y no exento de complicaciones. De hecho, la primera vez que se presentó la posibilidad de una declaración sobre los derechos de los mayores fue en 1948 y la propuesta llegó desde Argentina, aunque la iniciativa no llegó a buen puerto.

Pese a todo, Wedgwood aseguró que ese primer intento fue “un punto clave para establecer el grupo de trabajo sobre envejecimiento de Naciones Unidas en 2010”. Desde entonces, ese grupo de trabajo se ha reunido en diversas ocasiones: en 2011 para delimitar el marco legal de los derechos humanos, desde ese año hasta 2016 para discutir problemas que atañen a los mayores como la salud o la seguridad social, en 2017 para centrarse en la búsqueda de elementos normativos de derechos específicos como la igualdad y la no discriminación, libertad contra la violencia, abuso y abandono, y la próxima tendrá lugar este año. Será la novena sesión y HelpAge International está consultando a personas mayores para conocer sus experiencias y necesidades concretas. 

El grupo de trabajo de composición abierta sobre el envejecimiento de las Naciones Unidas, cuyas siglas en inglés son OEWG (Open-Edend Working Group on Agein), se creó para fortalecer la protección de los derechos de los mayores. ¿Cómo? A través de una revisión exhaustiva de los instrumentos que ya existen para abordar esos derechos y a través de la búsqueda de nuevos instrumentos que llenen los vacíos existentes. (Tabla 1).

Wedgwood afirmó que estamos en un periodo “de actividad sin precedentes” para preparar esa Convención y para responder a preguntas concretas como “dónde estamos ahora y cuáles son los principales desafíos a enfrentar”. Un momento en el que se ha constatado un incremento del apoyo de los Estados a la Convención, aunque “también hay otros que la rechazan. Sin embargo, la presión del rechazo se ha ido disipando con el paso del tiempo”. 

Por Juani Loro
 


Nota







rollover css e imágenes

Escuchar último programa




Subscripción al newsletter