Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Lunes, 11 de Abril 2016


Leopoldo Abadía: "La clave es estar siempre dispuesto a adaptarse"



82 años no son nada. Leopoldo Abadía se siente joven, muy joven, y disfruta, y mucho, de esta nueva etapa -la jubilación aún se encuentra muy lejos-. Este doctor ingeniero industrial y profesor del IESE durante 31 años, que no economista, saltó a los medios en 2008 gracias al ya famosísimo documento La crisis Ninja, la mejor explicación a la crisis económica mundial hasta el momento. Desde aquel día, han pasado ocho años, seguimos en crisis y el profesor que conoció la fama a los 74 años ya no escribe de economía, sino que ofrece consejos a las personas mayores basados en su experiencia personal. Primero, nos contó Cómo hacerse mayor sin volverse un gruñón, y ahora vuelve para darnos una lección de vitalidad. Porque Leopoldo Abadía es inagotable y, lo que es mejor, contagia esa energía y entusiasmo a todos: mayores y jóvenes.

Yo de mayor quiero ser joven. ¿Por qué has elegido ese título para tu último libro? 
La culpa la tienen Espasa y mi hijo número 11, Gonzalo, que es mi mánager y mi jefe: “Tendrías que escribir un libro sobre esto. Pero, sobre todo, no te agobies. Descansa”. Pero si descanso, no escribo (risas). Y por qué quiero ser joven porque de mayor hay que mantener la ilusión de cuando tienes 20 años, lo cual cuesta mucho, no te creas, porque has visto muchas cosas. La experiencia tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Puede ser buena, si sirve para ayudar a los demás, o mala, si rompe las ilusiones a la gente. ¡Cuidado también con transmitir cosas pasadísimas de moda! 

¿Cómo se enfrenta una persona octogenaria a un mundo tan cambiante, que preconiza la juventud por encima de la experiencia?
Con prudencia, pero no hay que quedarse atrás. Mis nietos envían mensajes de WhatsApp súper rápido y yo también, pero más despacio. La clave es estar siempre dispuesto a adaptarse. Cuando todo esto empezó, por pura casualidad, dijeron que el texto que andaba circulando por Internet tenía que haberlo escrito un joven estudiante universitario. Y resultó que el autor era yo, con 74 años. De repente, me encontré por las televisiones y la gente me paraba por la calle. Recuerdo que un amigo mío me dijo: “Ten cuidado con la humildad”. A mí me hace mucha ilusión poder ayudar, que los jóvenes piensen en mí para colaborar con ellos…

¿Ser profesor era más aburrido?
Me he divertido muchísimo siempre, pero ahora pienso: “¡Qué horror! ¡Qué aburrimiento aquello!” (risas). Y eso que me lo pasaba muy bien y me hacía muy amigo de los chavales y los traía a comer a mi casa en un pueblo que se llama San Quirico. Les ayudaba todo lo que podía. Pero escribir, hablar con unos y con otros, es mucho más divertido.

Pero menudo cambio, ¿no? De profesor a gurú de la economía y escritor súper ventas.
No sabiendo economía, es mucho peor (risas). Soy ingeniero textil. El éxito creo que ha sido que al no tener base de economía, intento aplicar el sentido común, y cuando finalmente lo escribo es porque lo entiendo. Y si lo entiendo yo, lo entiende la gente. El otro día después de una conferencia de dos economistas, un asistente me envío un WhatsApp y me dijo: “No me extraña que tengas éxito, con estos dos rollos”. A los economistas les pasa lo mismo que a los médicos, que cuando intentan dar una explicación en términos muy técnicos no les entiende nadie, no sabe uno ni lo que le pasa. Por eso, la gente me da las gracias.

¿Es cierto que hay que aprender a hacerse mayor? 
Hay que darse cuenta de que eres mayor. Cuándo, no lo sé (risas). A todos nos gusta ser jóvenes, aunque hay que reconocer que aún estando espléndido, hay unos límites.
.../...

Por Esther Eugenio


 


Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.






rollover css e imágenes

Escuchar último programa