Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Lunes, 26 de Marzo 2012


Las personas con incontinencia urinaria tienden a no tomar suficiente agua por miedo a sus síntomas



Las personas con incontinencia urinaria tienden a no tomar suficiente agua por miedo a sus síntomas
El agua es esencial para el organismo porque posibilita el transporte de nutrientes a las células, contribuye a la regulación de la temperatura corporal, colabora en el proceso digestivo y es el medio de disolución de los líquidos corporales. Sin embargo, las personas que padecen incontinencia urinaria, evitan beber líquidos porque consideran que así reducen los molestos síntomas de esta enfermedad.

Contrariamente a lo que estos pacientes piensan, la reducción o supresión de ingesta de líquidos perjudica su salud en general porque se suma a la ya de por sí pérdida de líquidos del organismo a través de acciones como la sudoración, la respiración y la expulsión de orina. Incluso, las recomendaciones diarias de ingesta de agua establecen que se debe aumentar la toma de líquidos si se realizan acciones que exijan concentración mental o actividad física, ya sean por motivos laborales o de ocio.

Sin intención y de esta forma, los pacientes aumentan el riesgo de deshidratación. Entre los desórdenes que puede causar la deshidratación, se encuentran dolor de cabeza, sensación de cansancio, falta de concentración y disminución del estado de alerta mental. Incluso, beber poca agua puede favorecer el desarrollo de infecciones urinarias.

Entre las razones que los pacientes argumentan para dejar de tomar líquidos se encuentra la creencia de que de esta forma se sienten más independientes y pueden mantener mejor su vida social: salir más tiempo de casa sin la preocupación de tener un baño cerca o viajar por un periodo de tiempo más prolongado.

En este sentido, el doctor Félix Lugo, coordinador de la Unidad de Uroginecología y disfunción del suelo pélvico de Diatros, explica que “la incontinencia urinaria es más frecuente según aumenta la edad, esto no significa que deba considerarse como una condición natural del envejecimiento. La ingesta de líquidos por parte de pacientes que sufren estos trastornos debe estar pautada por el profesional sanitario para no incrementar los síntomas y garantizar, además, las necesidades de líquidos adecuadas para del organismo”.

Esta práctica es más preocupante en el caso de las personas mayores y durante el verano. Las personas mayores son, en general, más susceptibles de tener problemas de incontinencia. Los expertos señalan que en este segmento de población y durante la época estival se debe vigilar especialmente el consumo de líquidos, puesto que las personas mayores tienen un menor contenido de agua, están más predispuestos a un desbalance del agua y sodio y pueden tomar medicamentos que favorezcan la pérdida de líquidos.

Requerimientos diarios de agua
El agua que una persona debe tomar cada día varía en función del metabolismo, las condiciones ambientales, y el grado de actividad física por lo que no existe un baremo estándar. Aun así, se considera que es necesario tomar un mililitro de agua por cada caloría consumida, cantidad que representa aproximadamente un litro y medio de agua.

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.





rollover css e imágenes

Escuchar último programa




Subscripción al newsletter