Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES
 



Jueves, 22 de Noviembre 2012


Las isoflavonas ayudan a combatir los problemas cutáneos relacionados con la menopausia


Las isoflavonas son el tratamiento natural más empleado para prevenir las enfermedades y trastornos asociados a la menopausia, sobre todo a partir de la última década, ya que diversos estudios han demostrado que su ingesta puede ser útil para tratar problemas cognitivos, cutáneos o alteraciones del sistema nervioso.


Las isoflavonas ayudan a combatir los problemas cutáneos relacionados con la menopausia
Las isoflavonas ayudan a combatir los problemas cutáneos relacionados con la menopausia
Así se ha puesto de manifiesto en el curso de fitoterapia que la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM) ha organizado en Oviedo y en el que se han dado cita destacados expertos nacionales para poner en común los avances en materia de investigación en este ámbito.

“Las isoflavonas poseen una estructura química tal que les permite actuar en los mismos lugares que algunas hormonas femeninas, supliendo en parte el papel de los estrógenos, cuya disminución durante la menopausia es la causa de la aparición de sofocos, sudoraciones, enfermedades cardiovasculares y osteoporosis”, ha señalado el doctor Ignacio Bachiller, miembro del Grupo de Trabajo de Fitoterapia de la AEEM.

Según ha explicado el doctor Rafael Sánchez Borrego, presidente de la AEEM, “las isoflavonas actúan sobre el sistema nervioso central y los vasos sanguíneos, aliviando los síntomas vasomotores, pero, al no actuar en las mamas o el útero no producen sobre ellos ningún efecto estrogénico, de forma que no se aumenta el riesgo de cáncer de mama y útero”.

Más allá de las isoflavonas, las terapias naturales también han ido ganándose la confianza de las mujeres en edad menopáusica. “La fitoterapia va adquiriendo un lugar destacado dentro de la terapéutica, despertando el interés de los expertos debido a un mayor conocimiento de los mecanismos por los que actúan los principios activos de las plantas y por una mayor demanda social”, ha expuesto el doctor Bachiller.

La soja es fundamentalmente la planta de la que se obtienen estas sustancias naturales que producen una reducción significativa de los sofocos y ejercen un efecto protector sobre los problemas cardiovasculares, además de prevenir la aparición de osteoporosis. “No obstante, para que sea efectivo debe administrarse una dosis diaria adecuada y, en este caso, para el abordaje de los síntomas climatéricos debe ser de, al menos, 80 miligramos de isoflavonas y 15 miligramos de genisteína”.

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.





rollover css e imágenes

Escuchar último programa