Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Viernes, 25 de Marzo 2011


La reforma pactada de las pensiones y su futuro


El pasado 2 de febrero, Gobierno, sindicatos y empresarios firmaron en el Palacio de La Moncloa el acuerdo social y económico para el crecimiento, el empleo y la garantía de las pensiones. El resultado de este proceso de diálogo se ha plasmado en un texto que incluye pactos en tres materias destacadas: reforma y fortalecimiento del sistema público de pensiones, políticas activas de empleo y política industrial, energética y de innovación. Asimismo, el documento recoge cuestiones relativas a la función pública y la negociación colectiva. Pero, detengámonos, en las medidas aprobadas sobre pensiones.


La reforma pactada de las pensiones y su futuro

Garantizar la sostenibilidad a largo plazo del Sistema de la Seguridad Social es el principal reto de la reforma de las pensiones aprobada por el Gobierno y los agentes sociales. Un conjunto de medidas que afectan, entre otros aspectos, a la edad legal de jubilación y al periodo de cómputo de las pensiones. Pero el proceso no ha concluido. Aún falta la votación final del anteproyecto en el Congreso. "Nuestro propósito es que el acuerdo tenga el mayor respaldo posible de los firmantes del Pacto de Toledo, es decir, de los grupos parlamentarios. Para nosotros, esta cuestión tiene tanta importancia como el pacto social, porque fortalece la confianza, la credibilidad y la seguridad en nuestro sistema de pensiones", explicó el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

De esta forma, el acuerdo alcanzado trata de fortalecer el sistema público de pensiones, ya que elimina cualquier riesgo de desequilibrio financiero, potencia la solidaridad y el compromiso entre generaciones y garantiza las pensiones en el futuro. En este sentido, el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, subrayó que, cuando la norma se apruebe, las personas que tienen 30, 40 o 45 años "llegarán a la edad de jubilación y tendrán pensión hasta el último día de su vida". Los cambios "no afectarán, por tanto, a los pensionistas actuales", añadió el ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, que aseguró que la reforma será progresiva, gradual y flexible.


Edad de jubilación

La edad legal de jubilación se sitúa, con carácter general, entre los 63 y los 67 años. Podrán jubilarse a los 65 años con el 100 por cien de la pensión los trabajadores que hayan cotizado 38 años y seis meses. Y con 67 años y el 100 por cien de la prestación si han cotizado 37 años.

El paso de 65 a 67 años se aplicará progresivamente en el periodo comprendido entre 2013 y 2027, con un ritmo de un mes por año hasta 2018 y de dos meses por año desde 2019 a 2027. En cuanto a los años cotizados para acceder a la jubilación, aumentará de 35 a 38 años y seis meses con una cadencia de tres meses cada año en el mismo plazo de 15 años desde la entrada en vigor de la reforma.


Jubilación anticipada

Los trabajadores podrán jubilarse de forma voluntaria a partir de los 63 años con un mínimo de 33 años de cotización. En este caso, se les aplicará un coeficiente reductor del 7,5 por ciento por año de anticipo sobre la edad ordinaria de jubilación. El acceso anticipado a la jubilación mediante este mecanismo no podrá generar complemento por mínimos en la pensión obtenida.

En situaciones de crisis, el trabajador podrá jubilarse a partir de los 61 años con 33 años cotizados y un coeficiente reductor del 7,5 por ciento que no podrá ser inferior al 33 por ciento ni superior al 42 por ciento de la base reguladora.


Jubilación parcial

Se mantiene la situación actual de jubilación parcial a los 61 años, pero la empresa deberá cotizar íntegramente por el trabajador relevista y el relevado.


Cuantía de la pensión

El periodo para el cálculo de la pensión de jubilación pasará de 15 a 25 años. La subida se realizará progresivamente a razón de un año desde 2013 a 2022. Durante el periodo transitorio, los trabajadores despedidos podrán aplicarse periodos de cómputo más amplios para evitar perjuicios por la reducción de sus bases de cotización al final de su vida laboral.

La escala de cálculo para acceder al 100 por cien de la base reguladora de la pensión evolucionará desde el 50 por ciento a los 15 años hasta el 100 por cien a los 37 años. El plazo de cotización mínimo seguirá siendo 15 años.


Prolongación de la vida laboral

Se establecen nuevos incentivos calculados por cada año adicional trabajado después de la edad en la que el trabajador pudiera acceder a la jubilación, 65 o 67 años según sus años de cotización. El 2 por ciento anual para trabajadores a partir de los 67 años con carreras inferiores a 25 años; el 2,75 por ciento a partir de los 67 años para trabajadores con carreras comprendidas entre 25 y 37 años; y el 4 por ciento para aquellos que tengan la carrera laboral completa a partir de los 65 o 67 años.


Autónomos

Las bases medias de cotización del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos experimentarán un crecimiento, al menos similar, a las del Régimen General. Por otra parte, los trabajadores agrarios que cotizan por cuenta ajena en el Régimen Especial se integrarán en el Régimen General a través de un sistema que asegure la equiparación de sus prestaciones.


Sostenibilidad del sistema

Con el fin de garantizar la sostenibilidad a largo plazo del sistema público de pensiones y mantener la proporcionalidad entre las contribuciones y las prestaciones, a partir de 2027 se revisarán cada cinco años los parámetros fundamentales del sistema según la evolución de la esperanza de vida.


La reforma pactada de las pensiones y su futuro

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.






rollover css e imágenes

Escuchar último programa