Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Jueves, 7 de Octubre 2010


La paz es el camino



La paz es el camino
Seguramente, con tanta actividad, no parando ni un minuto y preocupados por satisfacer todos nuestros deseos que convertimos en necesidades, nos estamos perdiendo la vida. Nos falta esa mirada serena, reposada y atenta, pero con gran sosiego a todo cuanto acontece en nuestro interior y también a nuestro alrededor.

Ser conscientes de los pensamientos que van y vienen, de nuestros sentimientos, no pocas veces encontrados, y celebrar que los estamos viviendo en paz, puede convertirse en fuente inagotable de felicidad.

Mientras contemplamos la hierba que crece despacio y tranquila o admiramos la majestad y la fuerza de cualquier árbol gigante milenario, con las frágiles y delicadas flores que crecen a sus pies y de tan corta vida, podemos darnos paz al recordar la fugacidad de las cosas y de las personas sin inquietarnos, porque nada es permanente, ni más importante, ni independiente del resto del Universo al que pertenecemos.

Con los años y con algunas más gotas de sabiduría, a medida que pasan los años, me reafirmo en la idea de que el pobre ser humano que somos, lleno de inquietudes, dominado por los miedos y las dudas y corriendo de acá para allá desde que nace hasta que muere en busca de una pretendida felicidad y de una eternidad prometidas, se pierde buena parte del presente real y tangible de cada instante. No cae en la cuenta de que él mismo, con su forma de ser, de vivir y pensar, se convierte en su propio infierno, cielo o purgatorio.

Por lo que a mí respecta, cada vez me reconforta más el pensar que mi principal proyecto no puede ni debe ser otro que "celebrar la vida" en cada instante de mi existencia, de forma gozosa, consciente y disfrutadora. No conozco un bien más real, tangible y a mano que el minuto en que me encuentro.

Me importa cada vez menos llevar razón, tener más cosas o satisfacer caprichos. La fugacidad y transitoriedad de la existencia humana, que nadie puede negar, me reafirma en la idea de que ocuparme en disfrutar y celebrar mi propia existencia y contribuir a mejorar la existencia de los demás, es suficiente razón para ser y sentirme feliz.

Bernabé Tierno
Psicólogo y escrito

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.





rollover css e imágenes

Escuchar último programa




Subscripción al newsletter