Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES
 



Miércoles, 13 de Marzo 2019


La importancia de una detección precoz del glaucoma



El glaucoma es un grupo de enfermedades que provocan una degeneración del nervio óptico y que, en España, la padecen aproximadamente un millón de personas. La pérdida progresiva de la visión es su síntoma principal pero, en el caso de la mujer, puede verse influenciado por los distintos cambios hormonales que se producen a lo largo de su vida (pubertad, menstruación, embarazo, lactancia, menopausia, etc.). Por este motivo, la Asociación de Glaucoma para Afectados y Familiares (AGAF) advierte sobre la falta de investigaciones y estudios en profundidad centrados en el glaucoma en la mujer. En la actualidad, se calcula que, aproximadamente, 526.000 mujeres padecen esta patología ocular.
 
“Las mujeres con glaucoma tienen que hacer frente a muchísimas dudas sobre cómo actuar en casos como el embarazo, el parto, la anticoncepción, la menopausia, etc. Normalmente se suelen afrontar estos procesos siguiendo el sentido común, tanto por parte del paciente como de los médicos, pero es una problemática aún desconocida y de la cual aún no sabemos su verdadero alcance”, señala Delfina Balonga, presidenta de AGAF.
 
El glaucoma se caracteriza por una pérdida de la visión periférica (como si miráramos a través de un túnel) y, en ocasiones, también central debido al daño progresivo que se produce en el nervio óptico. En los primeros estadios, el cerebro compensa el déficit de visión por lo que es casi imposible que el paciente note la pérdida de capacidad visual. Esta situación asintomática provoca que, aunque en España se calcula que existe alrededor de un millón de personas con glaucoma, aproximadamente la mitad de ellos (cerca de 516.000 españoles) no saben que lo padecen.
 
En la actualidad, no se conoce cura para el glaucoma pero una detección temprana es clave para enlentecer el daño que provoca. Por este motivo, la Asociación de Glaucoma para Afectados y Familiares, así como los pacientes y familiares de la Asociación, señalan la importancia de realizarse una exploración oftalmológica una vez al año, sobre todo a partir de los 45 años, para detectar este problema ocular tan frecuente. En ningún caso el paciente recupera la visión perdida, pero un diagnóstico precoz evita daños adicionales y puede frenar su desarrollo y, de esta forma, no perder la visión total.
 
Una vez realizado el diagnóstico es fundamental realizar revisiones pertinentes y periódicas, además de seguir todas las indicaciones de los médicos oftalmólogos para poder gestionar de la mejor forma posible esta patología ocular. Los tratamientos que se utilizan en esta enfermedad van desde la aplicación de colirios hasta la intervención quirúrgica.
 
La AGAF (www.asociaciondeglaucoma.es) se encarga de velar por los derechos de las personas diagnosticadas de esta enfermedad, además de informar y orientar a los pacientes recién diagnosticados. Todos juntos forman una red de apoyo que tiene como objetivo que las personas con deficiencias visuales no se sientan solas o aisladas de la sociedad.
 
El óptico-optometrista, un gran aliado
Coincidiendo con el Día Mundial del Glaucoma, que se celebró el 12 de marzo, el Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas quiere concienciar a la población mayor de 45 años de la importancia de someterse a una revisión ocular. El óptico-optometrista es el profesional de la salud visual primaria y dispone de la formación necesaria para conocer los síntomas y signos del glaucoma en sus estadios iniciales preferiblemente, antes de que el paciente sufra una pérdida visual importante e irreversible. En el caso de sospecha de glaucoma, el óptico-optometrista remitiría al paciente al oftalmólogo. Según el presidente del Consejo General, esa detección se basa en una exploración de fondo de ojo y la medida de la presión intraocular. Los ópticos-optometristas realizan estas y otras exploraciones de forma rutinaria en los establecimientos sanitarios de óptica”.
Aunque el glaucoma puede aparecer a cualquier edad, algunos grupos de pacientes son más proclives a desarrollar la enfermedad en uno o ambos ojos y, por lo tanto, deben acudir a las revisiones al menos una vez año:
  • Mayores de 45 años que no se hayan sometido a un examen ocular en los últimos años.
  • Personas con antecedentes familiares de glaucoma, en especial de familiares directos como padres o hermanos.
  • Pacientes con una presión intraocular alta.
  • Personas con miopía elevada (mayor de 5 dioptrías). El nervio óptico de los ojos miopes es más susceptible a la lesión que el de los no miopes.
  • Pacientes medicados con corticoides (en cualquiera de sus formas de administración).
  • Personas que hayan sufrido un golpe o traumatismo en el ojo.
  • Personas con diabetes. El aumento de los niveles de glucosa en sangre puede provocar graves daños en la retina (retinopatía diabética). Conviene llevar un buen control de la diabetes y someterse a revisiones oculares periódicas.
  • Mujeres con cambios hormonales debido a un embarazo, menstruación, menopausia, etcétera.
En caso de que nos afecte alguno de estos factores, debemos acudir a nuestro óptico-optometrista para que nos realice entre otras pruebas un screening mediante la tonometría sin contacto, una prueba sencilla, rápida e indolora con la que se mide la presión intraocular para derivar en caso de encontrar algún signo al oftalmólogo. Más información: www.cgcoo.es

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.





rollover css e imágenes

Escuchar último programa