Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Miércoles, 12 de Enero 2011


La daga de Rasputín


Jacinto, Papeles y Araña, los intrépidos cazatesoros de El oro de Moscú, vuelven a las andanzas en 2011 en su deseo de encontrar aquello que definitivamente les saque de pobres y resuelva sus problemas. Su objetivo será ahora la daga de Rasputín, una joya legendaria que da un poder casi absoluto a la persona que la posee. César, Atila y Napoleón fueron algunos de sus ilustres dueños. La pista se pierde en Rusia, con la muerte de su último dueño, el monje loco Rasputín, y hasta allí se han ido Jesús Bonilla, Antonio Resines y Antonio Molero para encontrarla.


La daga de Rasputín
  Jesús Bonilla - Papeles                                    

“Esta película será recordada como la mejor representación paródica de la primera década del siglo XXI"

¿Sucumbieron de inmediato los actores a su llamada? (Jesús Bonilla es el director)
Los actores que han trabajado en la película fueron previamente amenazados con técnicas muy sofisticadas que no se pueden desvelar por estar patentadas por servicios secretos muy poderosos. Así, de inmediato, se sintieron atraídos por La daga de Rasputín, hasta el punto que llegaron a amenazarme a mí si no les contrataba para participar en la película. Lo peor fue que tuve que convencer a otras productoras para que dieran trabajo a los que no había elegido.

¿Por qué La daga de Rasputín?
La daga de Rasputín surge de la inquietud ante algunos misterios sin resolver como El oro de Moscú. La ciencia está en contacto con fenómenos inexplicables y mientras no se resuelvan son el mejor caldo de cultivo para emprender aventuras fantásticas; perderse en el mundo de los sueños de poder y riqueza, adentrarse en el envés de lo aparente más allá de lo verosímil, y sobre todo, divertirse y reírse mucho.

¿Cómo es su personaje?
Papeles es el máximo exponente de la decrepitud en la que se encuentra el ciudadano medio que vive en los aledaños de un imperio decadente, encorsetado en los alienantes valores del hiperconsumo y la vaciedad de conocimiento. Su vida se ha desarrollado entre papeles y cartones, por eso a su padre le llamaban Cartones y en la próxima entrega su hijo se llamará Plásticos. Papeles, cartones y plásticos son los envoltorios de los objetos de deseo que nos llevan al frenesí consumista y, como consecuencia, a la avaricia y a la permanente insatisfacción.

¿Qué tiene en común con Rasputín?
Tengo todo en común, pero me separa la cobardía. No sirvo para jugar con mi vida a la ruleta rusa a cada instante. Sólo me atrevo a imaginar, que no a vivir y el cine cumple esa función de vivir lo imaginado sin asumir riesgos.

Defina a sus compañeros.
Antonio Resines: ni alto ni bajo, ni gordo ni flaco, pero gran actor cuando interpreta y buen compañero cuando trabaja, que es siempre porque nunca para. Antonio Molero: tranquilo, dúctil, superprofesional, de la vieja escuela de cómicos de toda la vida, eficaz, sorpresivo. Ama cuanto hace y lo hace bien.

¿Qué haría para salir de pobre?
Asumir que un pobre puede ser feliz si no echa de menos la riqueza.

¿Los políticos la buscan o no?
Ya no la buscan porque cada uno tiene la que se merece.

¿Cómo se ha desenvuelto por Rusia?
Es como si hubiera ido de viaje a mi pueblo, porque la conocía tanto y la había imaginado tanto de leer a sus autores (Chéjov, Dostoievski, Tolstoi, incluso Stanislavski), que cuando visité la Plaza Roja es como si hubiera nacido allí. Rusia siempre me ha apasionado por su historia, por su música y sus gentes. Hay algo mágico que intento comprender y que no quiero terminar de hacerlo para que continúe la magia. No olvidemos que es el país más grande del mundo.

¿Cómo se vive en la cárcel?
Mal, pero tengo oído que últimamente mejor.

En tiempos de crisis, ¿es más fácil hacer reír o llorar?
En tiempos de crisis si no te ríes aunque sea un poco te mueres, y si encima lloras, te mueres antes.

¿Qué proyectos tiene para 2011?
En lo personal, me he propuesto dormir 20 minutos de siesta todos los días. Y en lo profesional, rodar la mejor historia de amor que se haya hecho nunca.

La daga de Rasputín
Antonio Resines - Jacinto                             

“Las genialidades hay que verlas”

¿Qué pensó cuando recibió la llamada de Jesús Bonilla?       
Me emocioné profundamente, siempre había soñado en trabajar con él. ¡Uno de los grandes!

¿Cómo es su personaje?
Sin duda, el mejor papel de mi exitosa carrera profesional: intenso, dramático y arriesgado físicamente.

¿Qué tiene en común con Rasputín?
Me temo que tengo todo en común.

Defina a sus compañeros.
Bonilla: el mejor director de Toledo. Molero: el mejor actor de Toledo.

¿Qué haría para salir de pobre?
No lo puedo decir, sería demasiado arriesgado.

¿Los políticos la buscan o no?
Por supuesto, constantemente.

¿Cómo se ha desenvuelto por Rusia?
Nos hemos sentido como en casa.

¿Cómo se vive en la cárcel?
Espléndidamente, a veces.

En tiempos de crisis, ¿es más fácil hacer reír o llorar?
Hacer reír. Lo estamos deseando todos.

¿Qué proyectos tiene para 2011?
Disfrutar del éxito de la película, a ser posible en un clima tropical.


La daga de Rasputín
Antonio Molero - Araña                                

“Si les gustó El oro de Moscú, ahora tienen una razón más que ver La daga de Rasputín"

¿Qué pensó cuando recibió la llamada de Jesús Bonilla?
Pensé que era una broma. El gran genio del cine internacional me había elegido precisamente a mí, sin conocerme de nada. Supongo que me habría visto en Los Serrano.

¿Cómo es su personaje?
Intrépido, ágil, arriesgado y, por cierto, se "come" al bombón de la película.

¿Qué tiene en común con Rasputín?
Supongo que la inteligencia y el sex-appeal.

Defina a sus compañeros.
Bonilla: el mejor director de Toledo. Resines: el mejor actor de Torrelavega.

¿Qué haría para salir de pobre?
Utilizaría alguno de los recursos de mi personaje.

¿Los políticos la buscan o no?
Claro.

¿Cómo se ha desenvuelto por Rusia?
Hablo ruso con fluidez, bebo vodka con soltura y bailo el kasachok (danza rusa tradicional), así que sin problemas.

¿Cómo se vive en la cárcel?
Para que nos vamos a engañar, mal.

En tiempos de crisis, ¿es más fácil hacer reír o llorar?
Con la crisis, lo de llorar es fácil pero mejor hacer reír, ¿no?

¿Qué proyectos tiene para el próximo año?
Seguiré con el teatro y, probablemente, me verán pronto en televisión, aunque de momento lo más importante es encontrar la daga.

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

Artículos relacionados

Josema Yuste en Taxi - 09/10/2018

1 2 3 4 5 » ... 14





rollover css e imágenes

Escuchar último programa




Subscripción al newsletter