Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Martes, 20 de Diciembre 2011


La SEGG insiste en la importancia de la prevención para evitar catarros en las personas mayores


El catarro o resfriado común es una de las enfermedades más frecuentes y aunque la mayoría son leves y se resuelven en un periodo corto de tiempo, representan una de las causas principales de consultas médicas, según informa la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG).


La SEGG insiste en la importancia de la prevención para evitar catarros en las personas mayores
Una amplia variedad de virus (aproximadamente 200 diferentes) son los causantes de los catarros que sufrimos cada invierno. “Debido al gran número de virus causantes, podemos padecer múltiples cuadros catarrales a lo largo de nuestra vida. La mayoría de los adultos padecen dos o tres al año como media”, explica la doctora Aurora Viloria, geriatra del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.
 
Los síntomas del catarro o resfriado común son conocidos por todos: congestión nasal, rinorrea (secreción nasal), estornudos, dolor de garganta, tos y malestar general. Es rara la aparición de fiebre en los adultos. Las enfermedades crónicas, las inmunodeficiencias, la malnutrición y el tabaquismo pueden agravarlo.
 
“No existe un tratamiento específico para el catarro y los que existen van dirigidos sólo a aliviar los síntomas, pero no acortan su duración ni constituyen una cura efectiva para el mismo. Además, los antibióticos no son útiles en el tratamiento del catarro o resfriado común y sólo deben ser utilizados en enfermedades causadas por bacterias, pero son totalmente ineficaces contra los virus”, añade la doctora.
 
Al contrario de la creencia habitual, los climas fríos o la exposición a corrientes de aire frío no generan catarros. Los mecanismos de transmisión son los siguientes:
  • Contacto directo con una persona infectada o vía indirecta al tocar una superficie previamente contaminada.
  • Pequeñas partículas al toser o al estornudar que permanecen en el aire.
  • Partículas de mayor tamaño que requieren contacto muy cercano con la persona infectada.
 
La duración del cuadro catarral y de los síntomas suele ser de 7 días, con algún síntoma persistente hasta 2 semanas. Sin embargo, existen una serie de síntomas cuya persistencia o no mejoría después de 10 o 15 días debe constituir una señal de alarma ante una posible complicación del cuadro catarral, como sinusitis, bronquitis, neumonía, agudización de cuadros asmáticos u otitis del oído medio.
 
Diferencias con la gripe

SÍNTOMAS CATARRO GRIPE
Fiebre Rara Frecuente, dura 3 o 4 días
Cefalea Rara Frecuente
Dolores musculares Leves o ausentes Frecuentes
Debilidad A veces Frecuente (hasta 2-3 semanas)
Agotamiento Raro Muy frecuente (sobre todo al inicio)
Rinorrea Frecuente A veces
Estornudos Frecuentes A veces
Dolor de garganta Frecuente A veces
Tos Leve a moderado Frecuente, puede ser severo

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.






rollover css e imágenes

Escuchar último programa