Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Martes, 5 de Marzo 2013


Independencia y tranquilidad en un mismo botón


A finales del pasado año conocíamos que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad eliminaba de los Presupuestos Generales del Estado la partida destinada al servicio de teleasistencia domiciliaria, una prestación especialmente dirigida a las personas mayores que, a pesar de ser de gran utilidad, sigue siendo desconocida para un amplio porcentaje de la población. Pero que nadie se preocupe, numerosos ayuntamientos y entidades sociales continúan ofreciendo este servicio a sus mayores, que también se puede contratar de forma privada.


Por Esther Eugenio

Independencia y tranquilidad en un mismo botón
Hasta hace unos meses, el servicio de teleasistencia domiciliaria se instrumentaba a través de un convenio de colaboración suscrito entre el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso), que sufragaba el 65 % del coste, y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), de tal forma que las corporaciones locales interesadas en la implantación del programa en sus respectivos ámbitos territoriales sólo aportaban el 35 % restante.

La razón para eliminar esta subvención por parte del Imserso, según su director general, César Antón, en declaraciones al periódico Balance de la Dependencia, es que “la teleasistencia es una competencia de las comunidades autónomas según sus leyes de servicios sociales, así como de las corporaciones locales según la Ley de Bases de Régimen Local, salvo en lo que corresponde al catálogo de servicios en la Ley de Dependencia”.

Por tanto, desde el 1 de enero de 2013 son las comunidades autónomas y los ayuntamientos quienes están tomando la iniciativa para asegurar el servicio a los 250.000 beneficiarios de 5.535 municipios de toda España, el 60 % mayores, que venían recibiendo anualmente esta prestación pública. El objetivo es facilitar la permanencia de los usuarios en sus hogares, así como fomentar su autonomía con la tranquilidad y la seguridad de encontrarse atendidos a todas horas.

Independencia y tranquilidad en un mismo botón
¿En qué consiste la teleasistencia?

La teleasistencia domiciliaria es un servicio de asistencia a domicilio a través del teléfono, que se puede solicitar a través de la vía pública y privada. En ambos casos, se trata de un recurso que garantiza una atención personal, inmediata y permanente -las 24 horas del día, todos los días del año-, con tan sólo apretar un botón en forma de medallón o pulsera que el usuario deberá llevar siempre consigo y que acciona el terminal a distancia, para lo cual es necesaria la existencia de una línea telefónica.

El terminal de teleasistencia instalado en la vivienda integrará un altavoz y un micrófono con radios de acción suficientes, que, en caso de contar con las funciones de teléfono convencional, dispondrá, además, de un botón bien diferenciado del resto, cuya sola pulsación permitirá también la activación del sistema y puesta en contacto, en modo conversación “manos libres”, con el centro de atención receptor de las alarmas al que se encuentra conectado.

Al otro lado del teléfono, los operadores (profesionales cualificados, formados y entrenados en la atención a personas mayores) son los encargados de recibir en primera instancia las alarmas y llamadas, interviniendo según instrucciones y protocolos establecidos. En este sentido, la respuesta o ayuda desde el centro de atención será la más adecuada a cada situación. No obstante, a la hora de contratar el servicio es fundamental preguntar por los protocolos de acción que se inician, por ejemplo, ante una caída o cualquier contratiempo. De ello dependerá la tranquilidad del usuario y la de su familia.

Asimismo, con objeto de poder acudir a los hogares en los casos de emergencia, es conveniente que la empresa prestadora del servicio disponga de una copia de la llave.

Prestaciones

El servicio de teleasistencia domiciliaria ofrece distintas prestaciones que mejoran e incrementan la seguridad, la compañía y la calidad de vida de los usuarios, tales como:

• Movilización de los recursos necesarios ante sucesos como emergencias sanitarias, caídas, averías urgentes, intento de robo, agresión, etc.
• Llamadas de control y seguimiento del estado de cada usuario, aportándoles confianza, seguridad y compañía.
• Apoyo emocional ante problemas derivados de crisis de soledad, angustia o depresión.
• Servicio de agenda: recordatorios personalizados de toma de medicación y citas médicas.
• Información general y asesoramiento sobre ayudas sociales, temas sanitarios, alimentación, teléfonos de interés...
• Visitas periódicas a domicilio para mantener un contacto directo con el usuario.
• Unidades móviles de intervención.
• Servicio de custodia de llaves.
• Actuación especial en caso de temperaturas extremas y catástrofes naturales.
• Gestión de otros servicios (comida a domicilio, compra de medicamentos...).

Al margen de estas funciones, las empresas prestadoras del servicio disponen también de una serie de servicios complementarios a la teleasistencia domiciliaria. Por ejemplo, la compañía Servicios de Teleasistencia ‘ST’ cuenta con dispositivos para la detección automática de caídas o protección contra incendios y fugas de gas, que aportan un valor añadido, incrementando la seguridad del usuario, y con ello su tranquilidad y la de su familia.

Por su parte, Televida ha adaptado por primera vez el servicio de teleasistencia a las necesidades de la persona dependiente y de su cuidador. Un programa de apoyo innovador dirigido a mejorar la calidad de vida de aquellas personas que cuidan de otras, y que supone un importante esfuerzo tanto físico como psíquico. Este programa se acompaña de una guía de recomendaciones que recoge diversas pautas para su propio cuidado y el de las personas que están a su cargo, así como diversos talleres de formación y apoyo.

Independencia y tranquilidad en un mismo botón
Teleasistencia móvil

Como complemento a la teleasistencia fija (en el domicilio), las empresas ofrecen también la teleasistencia móvil. Con esta modalidad, el usuario recibe el servicio tanto dentro como fuera de su vivienda, gracias a un terminal de telefonía móvil con sistema de posicionamiento global por satélite (GPS) y de localización por celdas (GMS), que permite a los profesionales conocer la ubicación geográfica exacta.

Sin duda, un gran paso adelante en la evolución de la teleasistencia, ya que se amplía la utilidad y la prestación de este recurso y se da cobertura a otros perfiles de población como enfermos de Alzheimer o usuarios con dependencia leve o moderada que acostumbran a realizar actividades que les son imprescindibles fuera de su domicilio.

 ¿A quién va dirigido el servicio? 
 
El servicio de teleasistencia domiciliaria está ideado para prestar apoyo a personas mayores que viven o pasan gran parte del día solas, y a todas aquellas personas que puedan estar en situación de riesgo por factores de fragilidad o dependencia y puedan necesitar en cualquier momento ayuda de personal especializado (personas con problemas de movilidad o enfermos crónicos).


 ¿Cómo puedo solicitarlo? 
 
Para solicitar el servicio de teleasistencia domiciliaria o recabar más información puedes dirigirte a los servicios sociales de tu ayuntamiento o comunidad autónoma, o contactar directamente con cualquiera de las empresas prestadoras del servicio, como Servicios de Teleasistencia ‘ST’ (902 123 700) y Televida (901 110 901).
 



Nota



Artículos relacionados
1 2 3 4 5 » ... 9






rollover css e imágenes

Escuchar último programa