Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Lunes, 25 de Junio 2018


Hipertensión: que no te coja por sorpresa



La hipertensión arterial es una enfermedad crónica de gran importancia a la que no solemos prestar demasiada atención, a pesar de que es uno de los principales factores de riesgo de la aparición de patologías cardiovasculares. De hecho, una de cada tres personas que padecen hipertensión lo desconoce, y una de cada tres personas hipertensas no cumple correctamente el tratamiento o no está bien controlada. Por eso, este año el Día Mundial de la Hipertensión ha estado auspiciado bajo el lema Conozca sus cifras. ¿Y tú, conoces tus cifras?

La hipertensión arterial (HTA) no es otra cosa que la elevación persistente de la presión arterial por encima de los valores que se han establecido como normales por consenso. Las cifras óptimas de tensión arterial están en 120 mmHg -milímetros de mercurio- (máxima o sistólica) y 80 mmHg -milímetros de mercurio- (mínima o diastólica), y se considera que hay HTA, según los criterios actuales, cuando la presión arterial máxima es mayor o igual a 140 mmHg o cuando la presión arterial mínima es igual o mayor de 90 mmHg.

Una de las peculiaridades de la hipertensión arterial (HTA) es que no produce síntomas durante sus primeras fases y puede pasar totalmente inadvertida, provocando daños significativos para nuestra salud. Por eso, los especialistas médicos insisten en la importancia de conocer nuestras cifras y medirlas con cierta frecuencia aunque nos encontremos bien. 

¿Cuándo comenzar a medirte la tensión?
Se estima que la hipertensión afecta a más del 20 % de los adultos de entre 40 y 65 años y casi al 50 % de las personas de más de 65 años, pero puede aparecer a cualquier edad. De hecho, lo recomendable es comenzar a medirse la tensión a partir de los 18 años, y si es correcta, repetir la medición cada cuatro años. De este modo, se puede conseguir un diagnóstico precoz de la hipertensión.

A partir de los 40 años, puesto que aumenta el riesgo de aparición, el criterio es medir la tensión arterial cada dos años, mientras se mantengan las cifras dentro de la normalidad. 

En caso de que existan antecedentes familiares de hipertensión, enfermedades cerebrovasculares, cardiacas o renales, o si se es obeso o diabético, el control deberá ser más exhaustivo, con una tensión arterial menor o igual a 130/80 mmHg. 

Si la medición da resultados por encima de lo estipulado como normal, se deberá acudir al médico para que prescriba un tratamiento correcto y un control periódico.

Consejos para tomarte la tensión
Medirse la tensión arterial es un gesto sencillo que puede ayudar a prevenir y también a controlar la enfermedad. Se puede acudir al centro de salud o a la farmacia más cercana, incluso se puede tomar en casa si se tiene un tensiómetro.

En cualquier caso, se deben tener en cuenta ciertos factores antes de comenzar a tomarse la tensión:
  • Evita el ejercicio físico previo.
  • Haz reposo, al menos, los cinco minutos previos a la medida. Mantente sentado, con la espalda y los brazos apoyados y piernas sin cruzar.
  • No te midas en caso de incomodidad (vejiga llena, ansiedad…).
  • No consumas, alcohol, café o tabaco en los 30 minutos anteriores.
  • Retira prendas gruesas y comprueba que no te aprieten el brazo. 
De este modo, las cifras de la medición serán más fiables. No obstante, se recomienda medir tres veces la tensión arterial y calcular la media de esas tres mediciones, ya que una medida aislada de la tensión arterial no sirve para diagnosticar la hipertensión. Eso sí, deja pasar, al menos, dos o tres minutos entre una medición y otra.

Por Carmen Moreno
 


Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

Artículos relacionados

Entrena tu oído - 06/08/2018

1 2 3 4 5 » ... 16





rollover css e imágenes

Escuchar último programa




Subscripción al newsletter