Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Miércoles, 3 de Junio 2015


Hábitos que refuerzan tu salud



La salud es uno de los pilares que sostienen nuestra felicidad, sin embargo, no siempre le prestamos la atención que merece. Quizá pensamos que poco podemos hacer para prevenir enfermedades, pero nuestro día a día está lleno de gestos que influyen directamente en nuestro estado de salud. La dieta equilibrada y la práctica de ejercicio son aspectos muy importantes, pero a ello debemos sumar otros hábitos que pueden mejorar nuestra vitalidad y ayudarnos a estar sanos.

En general, las mujeres se preocupan más por la salud que los hombres. Pero, a pesar de este interés por su cuidado y bienestar, el II Estudio de hábitos de vida saludable y bienestar en las mujeres, elaborado por una compañía de seguros en colaboración con la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, pone de manifiesto que sólo el 23 % de las españolas asegura mantener hábitos saludables. Esto quiere decir que aún tenemos mucho que conocer y hacer por mejorar nuestra salud. 

Aprender a comer de manera sana y equilibrada, decidirse por algún deporte que practicar de manera constante, adquirir una rutina de sueño y descanso, estar atentos a las revisiones médicas recomendadas, rebajar los niveles de estrés y cultivar la mente, están entre las medidas que podemos tomar para fortalecer la salud a corto y largo plazo.

Apuesta por la dieta mediterránea
Una alimentación sana y equilibrada es una de las mejores bazas con la que contamos para mantenernos sanos, sin embargo, no solemos sacarle partido, en muchos casos por pereza, en la mayoría por desconocimiento. Comer bien en España debería ser muy fácil, al fin y al cabo somos uno de los países promotores de la dieta mediterránea, sin embargo, tenemos la tasa de obesidad más elevada de la Unión Europea. Uno de cada cuatro adultos la sufre. Según los expertos, las causas de este problema de sobrepeso son el abandono de nuestra dieta tradicional y el sedentarismo. Y las consecuencias: peor calidad de vida, muchas más enfermedades y más graves y peor adaptación sociolaboral.

Para evitar esta situación lo ideal es recuperar la dieta mediterránea, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, ya que de este modo podremos mantener un peso adecuado, retrasar el envejecimiento, mejorar el rendimiento físico y mental y prevenir enfermedades como la diabetes tipo II, el colesterol, problemas cardiovasculares, incluso algunos tipos de cáncer.

Las recomendaciones de la Fundación Dieta Mediterránea son las siguientes: utilizar aceite de oliva para cocinar; consumir en abundancia pescado y alimentos de origen vegetal, como frutas, verduras, legumbres y frutos secos; tomar a diario pan y alimentos procedentes de cereales como el arroz y la pasta, a ser posible que sean integrales; consumir todos los días productos lácteos, principalmente yogures y quesos; tomar alimentos frescos y de temporada; consumir con moderación carnes rojas y huevos; y los dulces de manera ocasional, y mantenerse bien hidratados, sobre todo con agua, que es la bebida por excelencia. 

Una de las principales recomendaciones con respecto a la dieta es la de hacer cinco comidas al día. Esto favorece una distribución apropiada de los nutrientes y un aporte de energía en todo momento. Además, evita la ansiedad y los picos de glucemia, que favorecen que comamos a destiempo y alimentos no muy recomendables.

Por Carmen Moreno


Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

Artículos relacionados
1 2 3 4 5 » ... 15






rollover css e imágenes

Escuchar último programa