Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Miércoles, 4 de Febrero 2015


Fiorella Faltoyano: "Siento que he tenido mucha suerte en mi vida”



En 1977, Fiorella Faltoyano, una de las musas del destape, protagonizó su primer desnudo. Fue en Asignatura pendiente, la primera película de José Luis Garci, aquella que marcó a toda una generación de treinteañeros en la Transición. Ahora, 38 años después, y con 65 años espléndidos, la actriz malagueña vuelve a “desnudarse” para presentar sus memorias tituladas Aprobé en septiembre. En ellas, cuenta sin tapujos muchas cosas de su vida personal, como la difícil relación con su madre y la inexistente con su padre, pero también de su larga trayectoria profesional, que inició en 1967. Toda una vida contada en 438 páginas.

¿Por qué un libro de memorias? ¿Y por qué ahora? 
El libro surge de la necesidad personal de contarme a mí misma qué es lo que he hecho con mi vida, y sobre todo explicarme los últimos cinco años, que han sido muy complejos. Y ahora, porque es cuando realmente he solucionado una serie de cuestiones que tenía pendientes. Era el momento de enfrentarme a ello con el papel.

¿A qué hace referencia el título Aprobé en septiembre?
Es un juego de palabras. Por una parte, durante años y años los periodistas me han estado preguntando, a raíz de la película Asignatura pendiente, si me quedaba alguna. Y, por otra, porque justamente en estos últimos años he resuelto asignaturas personales.

Has declarado que escribir este libro ha sido un “desnudo del alma”. ¿Guardabas muchos secretos?
Pues sí, muchísimos. No por inconfesables, sino por una cuestión de cierto pudor, había asuntos sin resolver que no me parecía bien hacerlos públicos. Sin embargo, en un momento determinado perdí esas barreras o esa autocensura que tenía y decidí no sólo contármelo, sino compartirlo con las personas a las que les pudiera interesar.

Y después de desnudarte, ¿cómo te sientes?
Los primeros meses fueron un poco violentos, como cuando te desnudas por primera vez. Sentía como si todas mis miserias estuvieran al alcance de cualquiera, pero ahora estoy muy tranquila, muy relajada, con la sensación no sólo de haber hecho los deberes, sino de haberlo compartido. Ya no hay nada que me esté doliendo, que me esté haciendo sentirme mal. Ha sido como una especie de terapia, pero gratuita.

Hablas de una vida marcada por los avatares familiares.  
Sí, la relación con mi padre fue inexistente y tenía la necesidad de poner negro sobre blanco quién había sido mi padre, que nunca quiso saber nada de mí.

La relación con tu madre también fue…
Fue muy complicada. Teníamos dos caracteres completamente opuestos, éramos como el agua y el aceite. Y luego, por otro lado, creo que consciente o inconscientemente toda la vida la hice responsable de no haber tenido a mi padre.


Por Esther Eugenio


Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.





rollover css e imágenes

Escuchar último programa