Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Martes, 21 de Julio 2015


Elige tu salsa y disfruta del picoteo



Una merienda con amigos o una cena de picoteo original, sabrosa y atrevida, es el escenario perfecto para dar rienda suelta a la creatividad y sorprender a todos con una propuesta sencilla, pero atractiva, que cada día cuenta con más adeptos: los dips o dipping sauce.

Los dips o salsas para untar alimentos sólidos permiten tantas combinaciones como ingredientes se quieran utilizar: desde los sabores más audaces con notas picantes a los frescos y suaves. 
Un amplio espectro apto para todos los paladares que, sin lugar a dudas, hará que todos encuentren la que más les guste. 

Y para acompañar estas salsas, podemos utilizar también diferentes alimentos, como tiras de maíz, infinidad de tipos de panes diferentes e incluso algunas frituras, como cebollas o patatas. Aunque es cierto que en esta época del año una opción muy recomendable, y al tiempo muy saludable, es elegir vegetales crudos: pepinos, zanahorias o pimientos pueden ser el complemento perfecto. 

Tal vez uno de los dips más conocidos es el guacamole, que suele acompañarse con tiras de maíz pero, como decíamos, las opciones son casi infinitas. Por ejemplo, podemos optar por una crema de cangrejo, mezclando queso en crema con palitos de cangrejo o surimi, mostaza, limón y cebolla, e incluso añadir un toque más fuerte con una pizca de ají. O podemos decantarnos por el de cilantro, para el que mezclaremos mahonesa con cilantro picado y vinagre, que acompañaremos de vegetales crudos. La crema de cebolla (que se obtiene de mezclar crema ácida con cebolla, pimienta negra, mahonesa y polvo de ajo) casa a la perfección con patatas fritas o vegetales. Y otra más original, la crema de sardinas, se toma con pan de pita. Ésta se prepara mezclando sardinas en conserva o frescas con jengibre, salsa teriyaki, mahonesa y miga de pan. Las opciones son muchas. 

La mayoría de estas salsas, siempre dependiendo de los ingredientes que se utilicen, pueden conservarse durante dos o tres días en la nevera.  

Por Juani Loro


Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

Artículos relacionados

Comer sano en verano - 15/06/2018

1 2 3 4 5 » ... 13





rollover css e imágenes

Escuchar último programa




Subscripción al newsletter