Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Martes, 13 de Julio 2010


El sosiego interior



El sosiego interior
Aprende a estar en paz y en plenitud contigo mismo eligiendo tus propias emociones y reacciones calmadas, pensadas y sosegadas en todas las circunstancias.

Acabas de salir tan contento de casa, pero después de andar unos pasos, comienza a llover. No llevas paraguas y tienes que refugiarte en un portal. Este hecho tan normal te enfada y te pone de mal humor. Por suerte, te ha visto tu amigo y vecino, que va en coche, y te ha invitado a subir. De nuevo, sonríes porque va en la misma dirección que tú y te deja en la puerta de la empresa en que trabajas. En tan sólo unos instantes has cambiado de sentimientos: primero has salido feliz de casa, después el chaparrón te ha puesto de mal humor y, por último, el vecino amigo, que ha hecho de samaritano y de chófer, te ha devuelto la alegría y el buen humor.

Si continúas así todo el día, adaptando tu buen o mal humor a las circunstancias, o mejor dicho, permitiendo que sean las circunstancias quienes marquen tu estado de ánimo, tú mismo te conviertes en el problema, impides que la paz y el sosiego interior se activen en ti como constante, y en lugar de crearte un refugio seguro de tranquilidad y de equilibrio que te permita disfrutar de cada instante, no cesas de preocuparte y de contribuir a que todo lo que suceda a lo largo del día te desequilibre e inquiete.

La diferencia entre las personas sosegadas y equilibradas, que propician el éxito y evitan los fracasos, está en que, sean cuales sean las circunstancias, concentran todo el poder de su mente, toda su atención e intención, en ser ellas mismas la solución y no el problema. La vida, lo que nos va sucediendo, es y se convierte en la actitud que adoptemos en cada momento. La misma situación o hecho traumático, a unas personas les hace crecer y fortalecerse y a otras les hunde y enferma. Si nos dejamos llevar de la emoción que nos marca una determinada circunstancia, somos reactivos, perdemos el dominio de nosotros mismos y el equilibrio interior.

La solución está en sentirnos al mando de nosotros mismos, regresar al "campamento base" o refugio de paz y equilibrio interior, como explico en mi libro Sabiduría esencial (Editorial Temas de Hoy), y llenarnos de sentimientos de fortaleza, gozo, serenidad y sosiego. Dentro de nosotros mismos se encuentra ese refugio seguro donde podemos reconfortarnos y recuperarnos, sin permitir que las inclemencias de las circunstancias adversas nos arrastren al precipicio de dejar nuestra vida a la deriva, sin control y sin sosiego del espíritu.

Con qué facilidad olvidamos que, como bien dijo Cervantes, "cada cual es artífice de su propia fortuna".

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.






rollover css e imágenes

Escuchar último programa