Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES
 



Miércoles, 27 de Noviembre 2013


El sedentarismo y el consumo de tabaco o alcohol favorecen la aparición de enfermedades como la osteoporosis


La falta de ejercicio, guardar cama durante un periodo de tiempo prolongado, el tabaco o consumir bebidas alcohólicas pueden provocar que se debiliten los huesos, especialmente en las personas mayores, e influir en el aumento de padecer enfermedades endocrinas como la osteoporosis.


El sedentarismo y el consumo de tabaco o alcohol favorecen la aparición de enfermedades como la osteoporosis
El sedentarismo y el consumo de tabaco o alcohol favorecen la aparición de enfermedades como la osteoporosis
En este sentido, el jefe de Gestión Asistencial de Sanitas Residencial, David Curto, asegura que “el sistema endocrino se ve afectado por el paso del tiempo, de manera que las personas mayores sufren una alteración de la secreción hormonal y de la manera que tienen las propias hormonas de transportarse por todo el organismo”.

Y es que el sistema endocrino lo componen múltiples glándulas que secretan unas sustancias, llamadas hormonas, que regulan otros sistemas del cuerpo con órganos encargados de producirlas, como el tiroides o el páncreas.

Este déficit hormonal puede provocar, entre otras cosas, un posible debilitamiento de los huesos, también llamado osteoporosis, una de las enfermedades más frecuente en personas de edad avanzada, que hace que los huesos se vuelvan más propensos a padecer fracturas de cadera, columna o muñeca.

La falta de hormonas sexuales, la anorexia nerviosa, déficit de calcio o vitamina D, son algunas de las causas de padecer osteoporosis. También, el consumo de fármacos como los Antiarrítmicos o el Litio pueden estar relacionadas con la aparición de estas enfermedades.

Además de la osteoporosis, las enfermedades endocrinas más comunes en personas mayores son:

• Las alteraciones tiroideas se deben a una alteración primaria de la tiroides. Asimismo, existen dos tipos de enfermedades características: el hipotiroidismo, cursa en la piel seca, intolerancia al frío, depresión, debilidad muscular, entre otros, y el hipertiroidismo, que suele descompensar problemas cardiacos y aumenta la pérdida de masa ósea.

• Las Diabetes Mellitus Tipo 2 es una enfermedad que se puede detectar a través de un análisis de sangre. Es la tipología más frecuente en las personas con edades más avanzadas si existen antecedentes familiares con diabetes y en personas con obesidad. Asimismo, las personas con más de 75 años la prevalencia es del 41% en mujeres frente al 37% en varones. En España, concretamente, la media prevalece un 14% en personas mayores de 18 años.

Las enfermedades endocrinas están asociadas a la edad y a la carga genética aunque algunas de ellas no se pueden evitar. Pese a que algunas tienen esa predisposición genética, lo cierto es que los hábitos de vida o circunstancias puntuales pueden precipitarlas.

Por consiguiente, para retrasar su aparición o reducir las complicaciones a largo plazo, resulta imprescindible llevar dietas saludables, una actividad física al aire libre o tener unos buenos hábitos de vida que ayuden a mejorar el control de todas estas enfermedades como, por ejemplo, evitar fumar o el consumo de bebidas alcohólicas en exceso.

Al ser enfermedades crónicas, el jefe de Gestión Asistencial de Sanitas Residencial sostiene que “la concienciación del paciente es fundamental para que comprenda la importancia de seguir los tratamientos y los consejos generales”.

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.





rollover css e imágenes

Escuchar último programa