Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES
 



Martes, 23 de Abril 2013


El ruido hace aumentar los ingresos hospitalarios por causas cardiovasculares


Más de nueve millones de personas en España conviven a diario con ruidos que sobrepasan los 65 decibelios (dB), el umbral de ruido diurno establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Estamos tan acostumbrados a soportar el ruido que nos rodea, que no somos conscientes de las consecuencias que puede tener en nuestra salud. Sin embargo, según datos de la OMS se calcula que en Europa cada año se pierden 587.000 años de vida ajustados por discapacidad sólo debido a las molestias que produce el ruido. “A estos hay que sumar hasta un millón de años perdidos por trastornos del sueño provocados por el ruido o 61.000 por cardiopatía isquémica”, añade Jesús de la Osa, coordinador de la publicación “Ruido y Salud”.


El ruido hace aumentar los ingresos hospitalarios por causas cardiovasculares
El ruido hace aumentar los ingresos hospitalarios por causas cardiovasculares
El informe “Ruido y Salud”, elaborado por el Observatorio Salud y Medio Ambiente de DKV, GAES y ECODES, pone en evidencia que la exposición a altos niveles de ruido puede provocar serios problemas de salud, como alteraciones del sueño o pérdida auditiva, pero cada vez más los especialistas alertan de la relación entre la exposición al ruido y la aparición de otras enfermedades como estrés, ansiedad, problemas cardiovasculares e incluso dificultades en el aprendizaje en niños.

“El ruido es un factor estresante que nos puede llegar a enfermar”, explica Jesús de la Osa, coordinador de la publicación “Ruido y Salud”. Si estamos expuestos a niveles de ruido diurno por encima de los 65 decibelios de forma continua, puede generarnos estrés crónico, con las consecuencias que esto puede tener sobre la salud.

La principal molestia producida por el ruido es “la alteración del sueño, además de la aparición de trastornos psicológicos como estrés o ansiedad, problemas cardiovasculares, alteraciones del sistema inmunológico, falta de memoria y dificultades de aprendizaje”, apunta De la Osa.

El informe muestra evidencias de esta relación entre el ruido y ciertos trastornos de salud. “En zonas con altos niveles de ruido se ha comprobado que aumentan los ingresos hospitalarios un 5,3 % por cada decibelio que se sobrepase el límite de los 65 decibelios, principalmente por problemas de origen cardiovascular, según datos de un estudio del Instituto de Salud Carlos III”, señala este experto. Jesús de la Osa.

Así, hay evidencia científica de que algunas afecciones como cardiopatías isquémicas, hipertensión e incluso algunos infartos cerebrales podrían tener su origen en la influencia del ruido sobre nuestro organismo.

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.





rollover css e imágenes

Escuchar último programa