Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Viernes, 23 de Febrero 2018


El extracto de Echinacea purpurea fresca neutraliza complicaciones respiratorias



Un extracto estandarizado a base de Echinacea purpurea fresca (Echinaforce®) previene las sobreinfecciones bacterianas del tracto respiratorio inducidas por el virus de la gripe. Así lo explica un estudio publicado en la revista "Virus Research", que hace hincapié en que esta planta medicinal es eficaz para prevenir complicaciones inducidas por procesos virales de las vías respiratorias, como otitis, sinusitis, bronquitis, neumonía y septicemia.

Los resultados de este estudio indican que Echinacea purpurea fresca tiene el potencial de reducir el riesgo de complicaciones respiratorias al evitar la adhesión bacteriana inducida por virus y mediante la inhibición de la sobreestimulación de la inflamación ("cascada de citoquinas").
 
"Las bacterias, para su entrada a través de las mucosas, de cara a infectarlas requieren de un receptor a nivel de la superficie de las células de dicha mucosa, que actúe a modo de ancla y una las bacterias a dicha superficie. Tras esta unión, las bacterias aumentan en número y generan un proceso inflamatorio local allá donde se asienten. Por tanto, los receptores para estas bacterias son esenciales para iniciar todo el proceso", explica el doctor Francisco Marín, médico de familia experto en fitoterapia.
 
Este especialista explica cómo actúa Echinacea purpurea frente a la gripe. "Diversos virus (uno de ellos, el virus influenza, o gripal) son capaces, tras invadir las células de la superficie de diversas mucosas, de generar la formación de determinados receptores para bacterias (como Haemophylus influenzae, Staphylococcus aureus, Streptococcus pneumoniae). Estos receptores bacterianos, entre los que destacan los denominados ICAM-1, PAFr y la fibronectina, son inhibidos por diversos extractos de Echinacea purpurea. Una vez anulados, las bacterias no pueden unirse a las superficies mucosas, con lo que desaparece la posibilidad de sobreinfección bacteriana (es decir, de sinusitis, si la mucosa afectada es la de los senos paranasales; bronquitis, si lo es la mucosa interna de los bronquios; rinitis, si hablamos de la mucosa nasal…)", apunta.
 
La gripe es una  de las principales causas de absentismo y provoca una de cada cinco bajas laborales. Por ello, es importante actuar reforzando el sistema inmunitario. "La Echinacea supone una oportunidad para adelantarnos a la actuación del virus, para prepararnos de cara a que, cuando penetre a través de las mucosas, se encuentre un sistema inmunitario potente, bien formado e instruido, contra el que le resulte especialmente dificultosa la batalla. Estamos, pues, ayudando al cuerpo a resolver el problema, sin añadir química sintética a la ecuación", indica el doctor Marín.

Este especialista destaca que la toma de preparados fitoterápicos de Echinacea también acorta la duración del proceso gripal. "Con la toma de Echinacea el paciente sufre un proceso más corto, menos sintomático e intenso; y, con ello, una recuperación más rápida. Y un aspecto cada vez más importante en nuestra sociedad actual: un menor absentismo de nuestras tareas diarias (remuneradas o no)", recalca.
 
El extracto de Echinacea purpurea fresca actúa de forma preventiva porque optimiza las defensas y también como tratamiento de los síntomas agudos del proceso catarral. "La Echinacea actúa a tres niveles: antes de la infección (ya que optimiza el sistema inmunológico), durante la infección (porque regula la respuesta inmune y actúa directamente como antiviral en el caso de la gripe), y después de la infección, al impedir sobreinfecciones ocasionadas por bacterias oportunistas", indica Montserrat Parada, directora técnica de A.Vogel España.

Parada recalca la importancia de comenzar el tratamiento con Echinacea fresca al primer síntoma. "Actúa en un primer estadio de la infección por una inactivación de la hemaglutinina vírica, lo que impide la entrada del virus en la célula huésped y, por tanto, su replicación en el interior de la célula", añade esta farmacéutica.
 
Por otra parte, el uso de Echinacea mejora la adherencia del paciente al tratamiento frente a los fármacos de síntesis. "Los pacientes manifiestan menos efectos secundarios atribuibles a la medicación, por lo que el cumplimiento del tratamiento es mayor", comenta esta especialista.

La ventaja de la planta fresca frente a la planta seca es patente, ya que en los extractos de planta seca se pierde el 90 % de la actividad antiviral. "En el caso de la Echinacea, el extracto de planta fresca contiene un mayor número de principios activos y casi el doble de contenido en alquilamidas. Secar la planta supone una disminución drástica de su actividad antiviral", apunta Parada.

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.





rollover css e imágenes

Escuchar último programa




Subscripción al newsletter