Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Martes, 31 de Julio 2012


El consumo de algunos fármacos puede incrementar las consecuencias del exceso de calor en el organismo


El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha alertado de que con la llegada de las altas temperaturas es necesario vigilar el consumo de ciertos medicamentos, ya que en algunos casos pueden contribuir al agravamiento del síndrome de agotamiento y de golpe de calor.


El consumo de algunos fármacos puede incrementar las consecuencias del exceso de calor en el organismo
El consumo de algunos fármacos puede incrementar las consecuencias del exceso de calor en el organismo
Este llamamiento presta una atención especial a las personas mayores polimedicadas, ya que son ellas quienes son más susceptibles de sufrir estas consecuencias. Las altas temperaturas del verano son, por tanto, un factor más a tener en cuenta en terapias farmacológicas prolongadas y en personas mayores.

Desde el Ministerio, se recomienda estar atentos ante los medicamentos que provocan alteraciones de la hidratación y los electrolíticos, sobre todo los diuréticos, así como a aquellos que son susceptibles de alterar la función renal.

Especial precaución se ha de tener con todos los antiinflamatorios y con algunos antibióticos y antivirales e inhibidores de la renina. El calor también afecta a los antiarrítmicos, los antiepilépticos y a algunos antidiabéticos orales.

Las autoridades sanitarias también recuerdan que existen otros fármacos que pueden agravar indirectamente los efectos del calor, como aquellos que pueden bajar la presión arterial y, por consiguiente, inducir una hipoperfusión de ciertos órganos, o todos los medicamentos que actúan sobre el estado de vigilia, que alteran las facultades de defenderse contra el calor.

Ante estos riesgos, el Ministerio aconseja a todos los profesionales sanitarios reevaluar la necesidad de cada uno de los medicamentos de sus pacientes y valorar el riesgo de cada uno de ellos, a nivel individual. Se les insta, por tanto, a suprimir los que no sean indispensables, teniendo en cuenta la patología tratada, el estado del enfermo, el riesgo de síndrome de retirada y los efectos indeseables.

De igual modo, propone evitar la prescripción de antiinflamatorios no esteroideos, en caso de deshidratación, y en caso de fiebre evitar la prescripción de paracetamol por su ineficacia para tratar el golpe de calor y por una posible agravación de problemas hepáticos.

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.





rollover css e imágenes

Escuchar último programa




Subscripción al newsletter