Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Martes, 14 de Enero 2014


El ahorro para la jubilación se verá afectado de forma crítica por las nuevas medidas fiscales, según Edad&Vida


Tras la publicación el 21 de diciembre en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del Real Decreto-Ley 16/2013, que amplía los conceptos retributivos computables en la base de cotización al Régimen General de la Seguridad Social, incluyendo entre otros los planes de pensiones de empleo, pagados por las empresas para sus trabajadores, la Fundación Edad&Vida desea poner de manifiesto las consecuencias críticas de esta medida sobre el ahorro para la jubilación de los ciudadanos y su consecuente impacto en la calidad de vida de las personas mayores en nuestro país. España no tiene cultura de ahorro a largo plazo y estas medidas no lo favorecen, es más, lo penalizan.


Esta medida no está en línea con las medidas impulsadas por el resto de los países de la Unión Europea, que apuestan por el apoyo a la empresa como vehículo de ahorro finalista para la jubilación.

Los tres pilares sobre los que se sustenta el sistema de pensiones en España se ven afectados gravemente por las nuevas medidas:
  1. El sistema público está reduciendo las pensiones de los ciudadanos, que cada vez se distancian más de los sueldos percibidos por los trabajadores.
  2. La empresa, tras las nuevas medidas, verá mermada su capacidad de apoyo a las familias en la generación de ahorro para la jubilación. La empresa puede dejar de ser un vehículo de ahorro finalista sistemático por parte del trabajador.
  3. El propio ciudadano es impensable que pueda compensar por sí mismo la pérdida del apoyo de la empresa y del Estado en una situación de falta de empleo y de reducción de salarios medios como la actual, teniendo en cuenta que estas medidas afectan exclusivamente a aquellos que no llegan al máximo de cotización, es decir, los más vulnerables.

La nueva norma, en términos de afectación de las personas genera:
  • La nueva medida incide negativamente en uno de los beneficios sociales más valorados por los trabajadores y las clases medias: los planes de pensiones de empleo.
  • Afecta a todos los trabajadores que no alcanzan las bases máximas de cotización y por tanto, los que menor capacidad de ahorro tienen, dado que los empleados con mayores rentas ya superan los niveles máximos de cotización y tendrán menor o nula afectación.
  • El encarecimiento para las empresas de las aportaciones para planes de pensiones de empleo aumentará la dependencia de las personas de los sistemas públicos sin darles capacidad de elección y solución con sistemas alternativos y/o complementarios.
En términos económicos:
  • Reducción del ahorro finalista a largo plazo para la jubilación, debilitando la capacidad de financiación de las personas y sus necesidades.
  • Una desincentivación de la contratación de planes de pensiones y seguros de vida por la vía colectiva de empresa.
  • Mayores cargas salariales para la empresa no sólo disuaden de la contratación de estos beneficios sociales para los trabajadores sino que además entorpecen la creación de nuevo empleo, al aumentar los costes que la empresa debe soportar.
  • Como consecuencia de la nueva legislación, se encarecerán las cargas fiscales sobre las empresas, con repercusión, por tanto, también en los trabajadores, que pueden ver disminuidas las aportaciones a sus planes de empleo.
  • El sector público tendrá una mayor presión y necesidad por parte de la sociedad, obligándole a satisfacer las necesidades básicas de un mayor número de personas tanto en salud como en dependencia, que no habrán podido compensar con sus propios medios.


Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.





rollover css e imágenes

Escuchar último programa




Subscripción al newsletter