Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Viernes, 5 de Octubre 2018


El Infanta Leonor se transformará en "Hospital amable para la persona mayor"



Fátima Brañas, Diego Sanjuanbenito, Carmen Pantoja y Carmela Mañas.
Fátima Brañas, Diego Sanjuanbenito, Carmen Pantoja y Carmela Mañas.
El Hospital Universitario Infanta Leonor está poniendo en marcha un proyecto para adaptarse a las necesidades de las personas mayores con el fin de hacer más agradable su estancia hospitalaria. Este incluye mejoras asistenciales, a través de la formación e implicación de todo el personal sanitario, y también estructurales, potenciando los valores humanos en la atención a este colectivo y sus acompañantes.

El viceconsejero de Humanización de la Asistencia Sanitaria, Diego Sanjuanbenito, ha asistido a la presentación de la iniciativa, denominada "Hospital amable para la persona mayor", acompañado por la directora gerente del centro hospitalario, Carmen Pantoja; la jefa de Geriatría, Fátima Brañas, y la presidenta de la Sociedad Madrileña de Geriatría y Gerontología, Carmela Mañas.

Más del 40 % de los pacientes ingresados del Hospital Universitario Infanta Leonor son mayores de 65 años y uno de cada tres son mayores de 85 años. Existe evidencia científica de que este colectivo es más vulnerable a los daños colaterales que conlleva la hospitalización, llegando incluso a ser peores que la propia enfermedad.

Así, su paso por el hospital les puede generar confusión, deterioro funcional, por la falta de movilidad que supone su ingreso, y desnutrición, por la propia enfermedad y falta de apetito. Esta realidad, sumada al envejecimiento creciente de la población, pone de relieve que el sistema sanitario tiene que transformarse, no sólo en la atención que recibe el paciente, sino en la dinámica y estructura de los centros sanitarios.

Conscientes de ello, el Hospital Universitario Infanta Leonor trabaja para adaptarse a las necesidades de estos pacientes actuando en distintos frentes, a través de un proyecto liderado por el Servicio de Geriatría, con un plazo de implantación de tres años, que pretende abarcar a todos los profesionales y áreas (hospitalización, urgencias, quirófanos, diálisis, consultas externas…) de este centro y también del Hospital Virgen de la Torre, un centro de corta y media estancia integrado en el Infanta Leonor.

Por un lado, se va a formar a todos los profesionales en la prevención y detección precoz del cuadro confusional agudo, del deterioro funcional y del paciente mayor frágil, protocolizando las actuaciones para que estas líneas estratégicas impregnen a toda la organización y sean una de sus señas de identidad.

De forma paralela se van a acometer adaptaciones estructurales, como la instalación de relojes y calendarios en todas las habitaciones, para evitar la desorientación de los pacientes; ampliación del número de andadores a su disposición, para que puedan moverse durante su ingreso; y la simplificación de indicaciones y carteles, para facilitar su orientación por las instalaciones.

También se colocarán carteles en las distintas plantas de hospitalización dirigidos a los acompañantes del paciente con ideas clave para prevenir la confusión: que beba agua suficiente, si no lo tiene prohibido por prescripción médica; que tenga a mano sus gafas o audífono, si los necesita; que esté acompañado y entretenido, o que le recuerden al menos una vez al día qué día es, dónde está y qué le pasa.

Otros carteles animarán a “salir de la cama” durante la hospitalización -que no permanezcan encamados o sentados todo el tiempo, siempre que sea posible-, por los beneficios que ello tiene sobre el cerebro (mejora el estado de ánimo, se duerme mejor), corazón (mejora la circulación y favorece que la tensión arterial sea más estable), piel (disminuye el riesgo de úlceras y heridas), así como huesos y músculos (hace sentirse más fuerte, menos débil, reduce el riesgo de caídas y minimiza el dolor de las articulaciones).

Además, se emitirán mensajes a través del sistema de megafonía para indicar a usuarios y profesionales el inicio del momento de reposo y sueño (“El hospital descansa”) al igual que el comienzo de un nuevo día (“El hospital se mueve”).

El proyecto también contempla otras acciones que trascienden la asistencia sanitaria y podrían implementarse, como la creación de una red de voluntariado de apoyo a la persona mayor en colaboración con la Universidad.

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.





rollover css e imágenes

Escuchar último programa




Subscripción al newsletter