Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Viernes, 9 de Marzo 2018


El 60 % de las viviendas españolas no cumplen la normativa de eficiencia energética



2020 es una fecha marcada en el calendario para el mundo de la construcción y el universo inmobiliario en toda Europa y, especialmente, en nuestro país. A partir de esa fecha, todos los edificios tendrán que tener un consumo de energía "casi inexistente" como recoge la Estrategia 2020 de la Comisión Europea (CE).
 
Todo un reto para España, donde el 60 % de las viviendas se construyeron sin ninguna normativa de eficiencia energética, según datos del Ministerio de Fomento. En este sentido, Grupo Almansa recuerda que será totalmente necesario mejorar la envolvente de los edificios.
 
"Las ventanas y puertas de aluminio son clave en este sentido y se están adaptando a esta nueva corriente. Además, se están desarrollando nuevos vidrios y sistemas de carpintería de aluminio cada vez más complejos y eficientes, sin olvidarnos de su estética y su adaptación a los requerimientos del cliente", explica Juan Almansa, director general de la empresa.
 
En nuestro país, estamos en una época de cambio en lo que al modelo productivo de edificación se refiere. Hoy por hoy, las viviendas consumen el 17 % de toda la energía de España y las emisiones de gases de efecto invernadero causadas por los edificios han aumentado más de un 20 % desde la década de los 90. A esto, hay que sumarle que el 38 % de los españoles admiten no estar satisfechos con el aislamiento (calor o frío) de sus viviendas y el 42 % con el aislamiento contra el ruido.
 
"En este escenario, la carpintería de aluminio es un elemento indispensable en este cambio de paradigma, aportando sus peculiares características a la rehabilitación del parque edificatorio existente en nuestro país y dando vida a nuevos sistemas implementados en las construcciones realizadas a partir de ahora", señala Almansa.
 
El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) asegura que el aislamiento térmico es un punto de partida para ahorrar energía. Bajas temperaturas como las que se están registrando en estas fechas, centran la atención del consumidor en la calefacción y en cómo conseguir que la casa se caliente al precio más bajo posible y ahorrando energía. Según datos del IDEA, subir un grado el termostato supone un aumento del 7 % en el gasto de combustible.
 
"Es por ello que aislar una vivienda es una de las mejores inversiones que puede realizar un hogar para ahorrar dinero, energía y mejorar el medio ambiente", asegura Almansa. Según los expertos, el ahorro de costes energéticos podría rondar el 60 % sustituyendo simplemente las ventanas por ventanas de aluminio con rotura del puente térmico (RPT), pero medioambientalmente esto puede suponer un ahorro de energía anual de 16 millones de toneladas de gas.

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.






rollover css e imágenes

Escuchar último programa