Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES
 



Miércoles, 27 de Julio 2016


Ejercicios hipopresivos: tu secreto para un vientre plano



La gimnasia hipopresiva consiste en ejercicios basados en técnicas posturales muy precisas acompañadas de unas pautas respiratorias concretas, que fortalece la musculatura abdominal, lumbar y del suelo pélvico. Además, ayuda a corregir malas posturas y, por tanto, previene dolores de espalda. Se trata de unos ejercicios muy beneficiosos para mantener la salud de nuestro organismo y, al mismo tiempo, moldear el cuerpo y lucir un vientre plano.  

Para entender qué es un ejercicio hipopresivo, lo mejor es profundizar en el significado de la palabra. Por un lado, hipo viene del griego hypo y significa baja, poca o menor y, por otro, presivo procede del francés pressive y hace referencia a presión. Así, un ejercicio hipopresivo provoca una disminución de presión en la zona abdominal o, lo que es lo mismo, en la cavidad del vientre. Su principal característica diferenciadora es, precisamente, que mientras la mayoría de los ejercicios aumentan la presión abdominal, los hipopresivos la disminuyen. Hace una década, estos ejercicios se utilizaban para recuperar el suelo pélvico y la faja abdominal tras el parto. Actualmente, se están popularizando.

Tamara Rial y Piti Pinsach, autores de Ejercicios hipopresivos. Mucho más que abdominales (La Esfera de los Libros), explican por qué es importante iniciarse en su práctica: “Imagina que tu abdomen o barriga es como un globo. Con el paso de los años, los embarazos, el sedentarismo o las malas posturas, ese globo pierde altura y se acentúan las curvas de la columna. Como consecuencia, aumenta la presión sobre tu abdomen, los órganos internos descienden y las pareces musculares (abdominales y suelo pélvico) se abomban. Cuando la musculatura que hace de pared se siente presionada y su funcionalidad está afectada, reacciona al contrario de lo que debiera: se relaja y la faja abdominal sale hacia afuera, lo que causa dolores de espalda, y el suelo pélvico se va hacia abajo, provocando problemas de incontinencia urinaria en la mujer”.

La buena noticia es que la realización periódica de gimnasia abdominal hipopresiva, dos o tres días a la semana, durante 20 o 30 minutos, proporcionan a los músculos, que hacen de pared y de suelo, órdenes contrarias a las que reciben cuando practican un ejercicio convencional que implica esfuerzo y presión (correr, saltar, abdominales, etc.). Es decir, los ejercicios hipopresivos dicen a los músculos de la faja abdominal y del suelo pélvico que recuperen su función. 

“Poco a poco, observarás cómo tu ombligo se va hacia dentro y arriba e incluso puedes percibir que el suelo pélvico se eleva. Esto significa que estás entrenando a tus músculos para que hagan de verdadera faja y desarrollen cierta tensión, lo que hace que la cintura se marque y se aprecie más reducida. Además, estos ejercicios serán una excelente protección para tu columna, que dejará de molestarte. Al mismo tiempo, estás entrenando a tu suelo para que esté en su correcta posición, que se mantenga elevado y que pueda soportar y contrarrestar los aumentos de presión de la vida diaria, sobre todo si haces deporte”, explican Tamara Rial y Piti Pinsach.

Por Sonia García


Nota






Lo más visto

rollover css e imágenes

Escuchar último programa