Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Miércoles, 10 de Noviembre 2010


Dieta mediterránea y actividad física para prevenir la diabetes


La diabetes es una de las enfermedades que reduce más intensamente la calidad de vida de las personas mayores porque, además de los problemas de salud que presenta, provoca que aquellos que la padecen tengan mayor riesgo de desarrollar complicaciones cardiovasculares, renales o de la vista. Aún así, los médicos aseguran que, en algunos casos, se puede prevenir e incluso controlar -si ya ha debutado-, siguiendo una dieta equilibrada y realizando actividad física diaria.


Dieta mediterránea y actividad física para prevenir la diabetes
La diabetes es una enfermedad crónica que, a día de hoy, carece de cura. El órgano afectado es el páncreas, que no produce o usa incorrectamente la insulina, hormona que permite la conversión de los alimentos en energía. Existen dos tipos de diabetes: 1 y 2. La primera suele aparecer en niños y personas jóvenes. En este caso, el cuerpo no produce insulina, por lo que tiene que ser inyectada. Diferente es la diabetes tipo 2, que surge principalmente en adultos con un estilo de vida sedentario y problemas de obesidad. Estos factores provocan que el páncreas no produzca la suficiente insulina para un funcionamiento adecuado del organismo, lo que conduce a una acumulación de glucosa en sangre que genera problemas cardiovasculares, renales, ceguera y lesiones nerviosas, entre otros.

La diabetes tipo 2 es la más frecuente de las dos, representado un 90 por ciento del total de los casos. Esta cifra de afectados sigue creciendo paulatinamente, como consecuencia de los hábitos poco saludables asociados a nuestra forma de vida. Pero tiene la ventaja de que puede evitarse, a diferencia de lo que ocurre cuando se padece diabetes tipo 1. Es por eso, que las sociedades médicas y los profesionales sanitarios se esfuerzan en concienciar a la sociedad de la importancia de prevenir esta enfermedad para que las personas con una cierta edad puedan vivir con mejor calidad.

Según los resultados preliminares de Di@bet.es, primer estudio de ámbito nacional a cerca de la prevalencia de la diabetes, obesidad y otros problemas metabólicos y factores de riesgo asociados, el 12 por ciento de los españoles sufre diabetes tipo 2, y de seguir así, tal y como anuncia la Organización Mundial de la Salud (OMS), se puede convertir en una grave epidemia. De hecho, se estima que de no haber un cambio en los hábitos y en la actitud de las personas por cuidar su salud, en 2025 se podría contabilizar el doble de personas con diabetes en todo el mundo.


Dificultad para detectarla
Uno de los principales inconvenientes de esta patología es que no se aprecian síntomas llamativos que pongan en alerta a las personas que la padecen. Tan sólo se describen algunas observaciones como mayor sed, aumento de la cantidad de orina, incremento del apetito, picores o infecciones. Como consecuencia, cerca de tres millones de españoles tienen diabetes tipo 2 y la mitad no lo sabe. Este hecho tiene contraindicaciones peligrosas, pues tener diabetes exige un control farmacológico adecuado y la modificación de algunas rutinas de alimentación y ejercicio.

Los expertos coinciden en que es muy importante su detección precoz para prescribir el tratamiento idóneo cuanto antes y evitar complicaciones mayores. Por eso, insisten en que hay personas que deben tener más cuidado porque tienen mayor riesgo de sufrirla. Este es el caso de los mayores de 45 años, ya que a partir de esa edad aumenta la incidencia; los individuos con antecedentes familiares de primer grado (padres o hermanos); y todos los que sufren sobrepeso u obesidad, hipertensión arterial o colesterol alto. A todos ellos se les recomienda hacerse chequeos de manera regular para determinar su glucosa.

Los facultativos cuentan con una prueba médica, denominada Test FINDRISC, mediante la cual pueden comprobar si una persona tiene riesgo o no de presentar diabetes tipo 2 en los próximos 10 años. Este proyecto ha sido validado y ha demostrado su eficacia en distintos países europeos para el cribado no invasivo de la población con riesgo de diabetes. Se basa en el estudio de ocho variables: edad; índice de masa corporal (IMC); perímetro de la cintura; número de horas de actividad física moderada por semana; consumo diario de frutas, hortalizas y verduras; antecedentes familiares de diabetes; tratamiento de la hipertensión y el antecedente de una glucosa en sangre alta, en algún análisis previo. Con toda esta información, se emite un informe final personalizado que contiene las principales medidas de estilo de vida que ayudan a prevenir o retrasar la aparición de la enfermedad.

Dieta mediterránea y actividad física para prevenir la diabetes
Prevención en tres pasos
Protegerse contra la diabetes tipo 2 es posible, pero requiere la adopción de ciertos hábitos relacionados con la alimentación y la actividad física, y la eliminación de ciertos vicios, como el tabaquismo, considerados nocivos.

En esta línea, la Fundación para la Diabetes ha puesto de manifiesto que un consumo de grasa inferior al 30 por ciento del total de calorías diarias, incluir más de 15 gramos de fibra natural por cada mil calorías ingeridas al día y practicar actividad física regular durante más de 30 minutos todos o casi todos los días pueden prevenir la diabetes tipo 2.

Por otro lado, en España, más del 15 por ciento de la población tiene sobrepeso, situación que repercute directamente en la aparición de la diabetes tipo 2, por lo que reducir el índice de masa corporal (IMC) es una alternativa aconsejable. Para conseguirlo, los mejores aliados son comer sano y realizar cualquier actividad física: andar, montar en bicicleta, nadar...


A consulta para dejar de fumar
Dados los riesgos que el consumo de tabaco tiene para las personas con diabetes, la Asociación Murciana para el Cuidado de la Diabetes (Adirmu) pone en marcha una consulta de tabaquismo dirigida a los asociados, familiares e interesados, en la que se ofrece consejo médico para dejar de fumar con éxito. Este proyecto se prolongará hasta el mes de diciembre, con la posibilidad de prorrogarse en 2011 según la acogida que tenga. Al frente de ella está el doctor Rafael González Oñate, que explica: "Fumar es pernicioso para la salud de cualquier persona, pero en el caso de un diabético los perjuicios se multiplican. El tabaquismo es una adicción y para superarla se requiere apoyo y asesoramiento médico".


La cirugía combate la diabetes tipo 2
Según el presidente de la Sociedad Española de la Cirugía de la Obesidad (SECO), Antonio Torres, la cirugía metabólica es una opción terapéutica eficaz en pacientes diabéticos con obesidad leve o moderada. Este tratamiento quirúrgico derivado de la cirugía bariátrica tiene el objetivo de remitir o mejorar la diabetes tipo 2, muy relacionada con el estilo de vida y asociada con otras alteraciones como la obesidad y la hipertensión. Este especialista asegura que "hasta el 90 por ciento de las personas obesas con una diabetes de difícil control y obligados a inyectarse insulina a diario podrían lograr su curación tras someterse a la cirugía metabólica y antes de llegar al extremo de padecer obesidad severa".

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.





rollover css e imágenes

Escuchar último programa