Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES
 



Martes, 26 de Febrero 2019


Descansar bien para vivir mejor



Gozar de una buena salud depende, en gran medida, de la calidad del descanso. Los cuerpos se recuperan mientras duermen, por ello disponer de una buena cama es tan importante.
 
Los profesionales de la salud recuerdan constantemente lo importante de tener un buen descanso. Y es que dormir bien tiene efectos muy positivos en la salud de toda persona. A medida que se cumplen años esta realidad es más relevante, a mayor edad mayor desgaste sufre el cuerpo, de ahí que la función recuperadora del sueño sea tan importante.
 
Tener una buena rutina de descanso es fundamental. La función recuperadora es más efectiva cuando se acostumbra al cuerpo a unos determinados horarios. Respetar el tiempo para dormir, como si de un programa se tratase, es clave para obtener los mejores resultados. El consejo es conseguir reposar entre unas 7 u 8 horas.
 
Pero aparte del tiempo destinado para el descanso hay otros factores que contribuyen positivamente. Por ejemplo, procurar dormir en una zona libre de toda contaminación lumínica y acústica. Para ello debe hacerse un estudio de la habitación destinada como dormitorio. Se debe buscar que ésta esté libre de todo dispositivo que emita una luz, o ruido, excesivo.
 
Las camas articuladas
En la actualidad, las empresas dedicadas al mundo del descanso han evolucionado mucho. La tecnología ha desarrollado técnicas nuevas para conciliar el sueño de manera más eficiente.
 
Las camas articuladas de matrimonio son una prueba evidente de esta revolución tecnológica. La implementación de la electrónica en colchones y somieres ha dado paso a una nueva generación de camas y a un nuevo concepto de descanso.
 
Estas camas permiten adoptar diferentes posturas al cuerpo, con independencia de lechos, gracias a pequeñas motorizaciones instaladas en las diferentes articulaciones de los colchones y los somieres. La selección de posición se realiza a través de un mando, lo cual resulta muy cómodo y práctico.
 
Los beneficios de adoptar la postura ideal para el descanso son varios, por ejemplo aquellos que tienen que ver con la salud y con la funcionalidad.
 
La salud
Llegados a ciertas edades los problemas de salud se agravan, y estos pueden evitar que el dormir sea una ocasión agradable y sanadora. Los problemas respiratorios y gástricos son una muestra de ello. Una postura totalmente horizontal en la cama, dificulta el funcionamiento de unos pulmones enfermos, impidiendo el proceso de recuperación nocturno.
 
El reflujo gástrico es otra de las dolencias que tiene efectos negativos en el sueño. Las posturas horizontales, en cuerpos enfermos, impiden el descanso al provocar malestares digestivos.
 
Las camas articuladas evitan estas situaciones incómodas. Elevando el tronco levemente se solucionan los problemas citados anteriormente.
 
La tensión muscular es uno de los males más generalizados del momento, en todas las edades, pudiendo dejar secuelas para los siguientes días y semanas. En algunos casos es necesario acudir a profesionales para desbloquear estos efectos. Sin embargo, poder configurar la cama y adaptarla al cuerpo de uno es uno de los grandes avances de la tecnología aplicada a la salud.
 
Estas camas articuladas se adapta a tres puntos del cuerpo humano: a la cabeza, al tronco y a las extremidades inferiores.
 
La funcionalidad
Otro de los beneficios mencionados es el de la funcionalidad. Y es que estas camas permiten realizar diferentes actividades sin necesidad de cambiar de estancia. Una habitación, siempre que las circunstancias obliguen a ello, puede convertirse en una sala de estar, en un despacho, en una sala de lectura e incluso hasta en un comedor.
 
Las diferentes posturas que un cuerpo puede adoptar, en una cama articulada, le permiten realizar actividades como ver la tele, leer un libro, escribir y responder correspondencia en un ordenador, así como comer reclinado sin necesidad de salir de la cama.
 
Descansar bien es una necesidad, pero no siempre es posible conseguirlo. Las malas posturas impiden que un cuerpo se recupere mientras duerme. La solución a este problema son las camas articuladas. Gracias a éstas toda persona puede encontrar la posición ideal de descanso.

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.





rollover css e imágenes

Escuchar último programa